viernes 20/5/22
Riaño es uno de los municipios afectados por las nuevas tasa de depuración.

Dieciséis años después de la construcción de la red, la mancomunidad de Riaño asume la gestión de la prestación del servicio de depuración del saneamiento a partir de febrero de 2014 de los municipios del parque regional y nacional de Picos de Europa, a excepción de Boca de Huérgano, Puebla de Lillo, Valderruerda y los pueblos del parque de Boñar, que llevarán a cabo su propia gestión.

La nueva ordenanza aprobada señala que la mancomunidad llevará a cabo la gestión de las depuradoras de los ayuntamientos pertenecientes a esta organización para acometer el funcionamiento y explotación de las plantas depuradoras mientras que el resto de servicios de saneamiento seguirá siendo competencia local.

Dado que en la mayoría de ayuntamientos y pueblos no existen contadores en las viviendas y locales comerciales se ha aplicarán dos tipos de tasas. Para los que cuenten con contadores, las viviendas pagarán una cuota fija anual de 21,81 euros mientras que los locales y empresas pagarán en función de su actividad y los precios van desde los 20 euros de las oficinas a los 51,68 euros de las pescaderías y carnicerías. Las explotaciones ganaderas pagarán seis euros. Además hay que añadir una cuota variable de 0,26 euros por metro cúbico consumido. Para los que no tengan contador, el pago será fijo anual de 31,15 euros mientras que los negocios el pago va desde los 20 euros por oficina hasta los 73,83 euros por establecimiento de pescadería y carnicerías, los restaurante y similares pagarán 63,59 euros o los bares, cafeterías o pubs 72,67 euros. Las explotaciones ganaderas pagarán 0,26 euros por metro cúbico vertido con un mínimo de seis euros.

Además por vertidos directos en las instalaciones depuradoras de aguas residuales o cualquier otra procedente de pozas se pagará 0,52 euros por metro cúbico más una cuota fija por vertido de 30 euros.

Hay que recordar que la Junta paga la mitad del coste de la depuración de aguas. El estudio anterior era considerado injusto por los ayuntamientos dado que no todos los vecinos pagaban la misma cuota por el servicio. Se daba la circunstancia de que los vecinos de Maraña pagaban más que otros vecinos de otros municipios. «Con este nuevo sistema el coste es el mismo para cada vecino con independencia de donde se viva. Hemos logrado un sistema mucho más justo», afirmó ayer el presidente de la mancomunidad de Riaño Antonio Mendoza. Una vez entren en funcionamiento las nuevas tasas la mancomunidad se encargará del cobro, mientras que la gestión de mantenimiento de las plantas depuradoras será realizada por la empresa pública Somacyl. En Riaño, el grupo municipal del PSOE ha instado a que se acelere cuanto antes la instalación de contadores. Consideran que es la medición del consumo de agua es la forma más justa de determinar el pago de coste a cada vivienda o establecimiento.

La mancomunidad de Riaño asume la gestión de las depuradoras del parque