martes. 05.07.2022

Más de 250 ganaderos leoneses optan a las ayudas al sector lácteo de la Junta

UPA valora la medida pero advierte de que los productores están «al límite» por los precios

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Castilla y León valoró ayer el esfuerzo de la Junta al conceder una subvención directa a los ganaderos de vacuno de leche de la comunidad autónoma y reclama al Ministerio de Agricultura la puesta en marcha de ayudas excepcionales para superar la situación extrema que están atravesando los profesionales del sector.

Serán un total de 872 ganaderos los que tendrán derecho a percibir esta ayuda que en su conjunto supone 5,1 millones de euros, entre los 4.000 y los 8.000 euros, dependiendo de las hembras destinadas a la producción de leche. La provincia con mayor número de beneficiarios es León, con 256, seguida de Palencia, con 134, y Avila, con 132.

Según ha comunicado la Junta de Castilla y León, para que la subvención sea efectiva deberá producirse tras la aceptación del beneficiario en el plazo de 30 días desde la recepción de la notificación que desde finales de noviembre están recibiendo los ganaderos.

UPA, a través de un comunicado, considera muy importante esta línea de actuación del Gobierno autonómico y reclama al Ministerio de Agricultura que ponga en marcha medidas similares ante el aumento de los costes de producción y el precio ruinoso que perciben los ganaderos por parte de las industrias lácteas.

«Nuestra organización considera un auténtico despropósito que los ganaderos estén percibiendo por la leche a día de hoy entre 32/33 céntimos por litro, cuando el coste de producirla asciende a 41 céntimos», denuncia la organización agraria, que advierte de que los ganaderos de leche de Castilla y León están «al límite» porque la industria láctea, «en lugar de rescatarles, les está dejando solos, entre otros motivos porque los precios en origen se están manteniendo de forma artificial estando sujetos los profesionales del sector a un sistema de contratos que la industria se niega a cambiar».

«Los productores están literalmente secuestrados por unos contratos que les aplican de forma unilateral, y la única solución para que no cierren más explotaciones es que se pague de una vez por todas un precio justo y mantenido en el tiempo, que no debería estar nunca por debajo de los 41 céntimos», sentencia el comunicado.

La Alianza UPA-Coag y Asaja mantienen para el próximo lunes en León la protesta de los ganaderos de vacuno de leche contra la industria, una movilización que se enmarca dentro del calendario de actuaciones «cada vez más contundentes que estamos dispuestos a desarrollar si no se revierte la situación de crisis de precios en origen», según señalaron ayer ambas organizaciones en un comunicado.

Más de 250 ganaderos leoneses optan a las ayudas al sector lácteo de la Junta
Comentarios