martes 24.09.2019

Más de 300 lobos mueren al año por causas no naturales, sean legales o no

n Solo en Castilla y León mueren entorno a 300 lobos al año por causas no naturales, dándose casi la mitad de forma ilegal. Entre las causas no naturales hay que diferenciar las legales, que se componen de los cupos de caza y las ilegales donde se producen abatidas fuera de la ley, atropellos y el uso de venenos prohibidos desde los años 70 pero que se siguen usando.

El informe fue elaborado por Ángel M. Sánchez, coordinador general del Voluntariado Nacional para el Censo del Lobo ibérico, Raúl Estévez Estévez, biólogo y Fernando Prieto, doctor en Ecología, reuniendo los datos de distintas fuentes oficiales y la ayuda de otras asociaciones animalistas.

En las conclusiones de este estudio advierten de la falta de transparencia en la gestión de la especie realizada desde las administraciones, basada en la caza, lo que afirman que «es ecológicamente insostenible y 100 % ineficaz, careciendo además de cualquier base científica para la conservación de la especie».

De seguir llevándose a cabo ese tipo de gestión la especie volverá a estar en peligro de extinción. Los autores también destacan que «a día de hoy no se cumple la normativa europea que protege a la especie y a sus hábitats» por lo que es necesario aumentar la vigilancia y control por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para garantizar la supervivencia de la especie.

Más de 300 lobos mueren al año por causas no naturales, sean legales o no