martes 10.12.2019
Feria de Puebla de Lillo

La matanza llega este año con nieve

El frío y la nieve animaron a degustar la parva con mistela, orujo y pastas. CAMPOS
El frío y la nieve animaron a degustar la parva con mistela, orujo y pastas. CAMPOS

La nieve no impidió la celebración de las XXIII Jornadas de la Matanza de Puebla de Lillo, que al mediodía contaba con la presencia de mucho público que no se quiso perder el acto de la matanza. El mal tiempo influyó en la llegada de pocos expositores.


La representación de la matanza se retrasó, dado que el animal tenía que venir de Asturias pero la nieve hizo imposible que llegase por el puerto de San Isidro y lo tuvo que hacer por Boñar, momento que aprovechó la gente para degustar la tradicional parva.

 

El gocho pesó 150 kilos y salió a subasta en 280 euros, precio por debajo del que ha costado al Ayuntamiento de Puebla de Lillo. La subasta se mostró muy animada ya que dos personas interesadas se lo disputaron llegando al final a 470 euros. Hacía muchos años que la subasta no estaba tan animada. El gocho se lo llevó Juan Luis Del Prado y su padre conocido como ‘Tapín’, ambos de Puebla de Lillo, quienes manifestaron que el animal se destinará principalmente para hacer chorizos. Otro de los atractivos de estos dos días de feria es la celebración de las jornadas gastronómicas en los restaurantes de la zona en que la gente puede degustar productos de gocho en menús y tapas.

La matanza llega este año con nieve