viernes. 02.12.2022

El Plan de Empleo especial que ha puesto en marcha la Diputación para colaborar en el gasto que afrontan los ayuntamientos de la provincia durante este verano para la apertura de las piscinas municipales no ha gastado los 500.000 euros previstos inicialmente. De hecho, apenas se ha repartido la mitad de la partida entre el medio centenar de municipios que han decidido afrontar la apertura de las instalaciones municipales y contratar el personal necesario para el control de las medidas de seguridad que exige la crisis sanitaria.

Cada ayuntamiento recibirá 4.000 euros para este fin, pero el montante que resta, 280.000, se repartirá también entre estas localidades para sufragar parte de los costes adicionales que a los que han tenido que hacer frente

Medio centenar de piscinas
Comentarios