miércoles 21.08.2019

La Mesta, la primera industria leonesa que se deslocalizó

León, Soria, Segovia y Cuenca hicieron de la necesidad, virtud. Las cuatro provincias resolvieron con inteligencia el alimento de sus ganados con la trashumancia. Así nació el Honrado Concejo de la Mesta en 1273, aunque un siglo antes «ya se movían los ganados de los monasterios de Sandoval y Sahagún» en busca del mejor alimento en cada estación del año, apuntó ayer Manuel Rodríguez Pascual en la conferencia que ofreció ayer.

«La Mesta la organización ganadera más importante del reino de León». apostilló. Hubo otras como la Casa de los Ganaderos en Zaragoza, de 1229, Las Mestas de Navarra, Los Churreros de Aliste o los Vaqueiros de Alzada. La Batalla de las Navas de Tolosa impulsó esta actividad al avanzar la conquista sobre el sur, aunque será en el siglo XVI cuando dé «el gran salto cuantitativo». La preciada lana merina «dominó todos los mercados europeos», pero la Mesta no contó con las simpatías de la Ilustración. Fue Carlos III uno de los primeros reyes que regaló merinas a sus parientes de Flandes, Carlos IV hizo lo propio con franceses e ingleses y con la guerra de la Independencia «los rebaños salieron del país de forma incontrolada». El resultado fue que en 1818 las lanas sajonas ya cotizan más que las leonesas y poco después se trasladan los primeros rebaños a Australia, gran potencia del merino del siglo XXI

La Mesta, la primera industria leonesa que se deslocalizó