viernes 18/6/21
ANTONIO LÓPEZ VIGUIN MONITOR DE PIRAGÜISMO

«Mi propósito es crear afición al piragüismo entre la juventud»

Antonio López lleva una década practicando el piragüismo y desde el pasado mes de julio gestiona el club Kayak Laciana donde imparte clases de iniciación a esta modalidad deportiva, además de ofrecer un
Antonio López practica el piragüismo desde hace una década
-¿Cuánto tiempo lleva practicando piragüismo? -Unos diez años. Mi afición por este deporte nació cuando era pequeño ya que solía practicar este deporte con los amigos en el embalse de Las Rozas. Posteriormente estuve unos años sin subirme a una piragua y hace ocho lo retomé más en serio, obteniendo además el título de técnico iniciador de piragüismo. Actualmente estoy preparando la titulación de monitor en esta modalidad deportiva, un título más específico que engloba las especialidades de aguas bravas, rafting, piragüismo de recreo, kayak de mar, etcétera. -¿Cuáles son los servicios que oferta el club Kayak Laciana? -El club imparte cursos de iniciación al piragüismo y de perfeccionamiento, además de ofertar un servicio de alquiler de piraguas, con su pala y chaleco salvavidas correspondiente. Así mismo, a partir de la próxima primavera, en cuanto los ríos tengan suficiente caudal de agua, se comenzarán a impartir nuevos cursos de iniciación en las aguas bravas. -¿Cuál es la valoración de esta primera temporada de funcionamiento? -Las expectativas creadas no se han cumplido al cien por cien en esta primera temporada de funcionamiento del club porque, al ser una actividad nueva en el valle que nunca se había desarrollado la gente es bastante reacia a probar un deporte que muchas personas creen que es peligroso. -¿Qué riesgos considera que conlleva la práctica del piragüismo? -Ninguno, aunque hay que diferenciar entre el piragüismo de aguas bravas, que practican personas con un nivel de experiencia alto, y los cursos que el club imparte en el embalse de Las Rozas, donde el agua está mansa y las dificultades de navegación son nulas. Además los kayaks son muy estables, por lo que es muy difícil volcar, y el piragüista va provisto de un chaleco salvavidas. -¿Con qué tipo de embarcaciones cuenta el club? -Son kayaks de aguas bravas fabricados con polietileno por lo que son mucho más elásticas y tienen, por tanto, excelente resistencia a los choques. Además su elevado peso limita su aplicación en el campo deportivo a la fase de iniciación, son adecuadas para personas poco expertas y resisten perfectamente cualquier actividad en la que se produzca contacto entre embarcaciones o contra obstáculos. -¿Es un deporte difícil de practicar? -No, para nada. Practicar el piragüismo de recreo no entraña ningún tipo de dificultad y no es necesario para ello tener unas cualidades físicas determinadas. Lo importante es saber nadar y conocer las técnicas básicas de paleo. Por el contrario, si se quiere adentrar más en serio en el mundo del piragüismo es conveniente tener una forma física acorde con el deporte que se practica. -¿En qué consiste el proceso de aprendizaje en aguas tranquilas? -Primero, el kayakista debe tener una toma de contacto con el kayak y el agua para aprender a mantener el equilibrio en la embarcación. El siguiente paso es ser capaz de llevar la trayectoria deseada en la embarcación por medio de la pala y el cuerpo, aprendiendo las diferentes técnicas de paleo. -¿Qué razones le llevaron a crear un club de piragüismo en Laciana? -Este es un deporte que en la comarca no se practica demasiado a pesar de que cuenta con los medios naturales idóneos para ello. Mi propósito es introducir el piragüismo en Laciana y crear un poco de afición entre la juventud lacianiega, así como ofrecer otra alternativa de ocio, tiempo libre y turismo, que se sume a las pocas que existen en la zona.

«Mi propósito es crear afición al piragüismo entre la juventud»
Comentarios