sábado 5/12/20
EL INFORME TÉCNICO DE LA JUNTA SOBRE EL ACCIDENTE

Minas pone en 'cuarentena' un año el pozo de la Vasco donde murieron seis mineros

Se propone declararlo como 'sospechoso de desprendimiento instantáneo’ y abre un periodo de vigilancia

La Junta remitió hoy al juzgado número 4 de León el informe preceptivo, elaborado por los facultativos del Servicio Territorial de Minas de León, en el que se analizan las causas que provocaron el accidente mortal en el Pozo Emilio del Valle de la Hullera Vasco Leonesa que el pasado 28 de octubre costó la vida a seis mineros e hirió a otros cinco, y en el que se determina que el fallecimiento se produjo por asfixia. En el documento, según informa la Junta, se señala que un hundimiento provocó de forma muy rápida un gran aporte de grisú hacia la galería de la planta séptima, provocando que el contenido de oxígeno bajase casi de forma instantánea hasta el uno por ciento.

El director general de Minas, Ricardo González Mantero, aludía hoy al contenido del mismo tras la reunión de la Comisión Regional de Minería en la que se presentó oficialmente. “El informe es exhaustivo y hace un seguimiento de todo lo ocurrido en el macizo séptimo del Pozo Emilio, donde hubo dos fenómenos consecutivos que se producen en muy poco tiempo: un derrabe gaseado y a continuación un fenómeno gaseodinámico producido por todo el asentamiento de la capa de carbón, y el hundimiento de la bóveda del post-taller. Lo que cayó no fue escombro sino carbón y ese carbón contiene más metano y todo eso es lo que produjo el flujo de gas hacia el taller que es lo que terminó provocando el fallecimiento por asfixia de los seis mineros”, detalló.

Tras la remisión del informe al juzgado y al Servicio Territorial de Industria de León, que es el que tiene las competencias en la materia, se decidirá la aplicación de una serie de prescripciones que aporta el documento y que, dijo, hay que valorar. No se levanta en ningún caso la prohibición de las labores en el macizo séptimo, “que sigue vigente y así va a seguir siendo, de momento, a corto y a medio plazo”, subrayó. De hecho, se propone declararlo como 'sospechoso de desprendimiento instantáneo’ y se abre un periodo de examen y vigilancia que durará como máximo un año.

Más seguridad

Mantero señaló además que “hay que elaborar un proyecto concreto para determinadas labores, un nuevo proyecto de explotación para todo el grupo Pozo Emilio del Valle, con una serie de mejoras en temas de seguridad como la ventilación, y la declaración para el macizo séptimo de sospechoso de desprendimiento instantáneo”. Preguntado sobre si alguna medida de prevención o seguridad podría haber evitado lo ocurrido, manifestó que “hay medidas que se pueden establecer que mejoren la seguridad. Ese es el objetivo fundamental, tener la mayor seguridad posible, siempre teniendo en cuenta que estamos en una actividad minera y de interior, que es una actividad de riesgo”.

“Al final siempre se va a un fenómeno gaseodinámico; nosotros partimos de que es provocado por el hundimiento de la bóveda y la empresa dice que hay un desprendimiento instantáneo desde el primer momento. De todas maneras, como bien ha dicho el director facultativo de La Vasco, la discrepancia tampoco tiene mayor importancia en cuando a las consecuencias de invasión de grisú”, concluyó.

Por su parte, Miguel Sánchez, miembro del comité de seguridad de La Vasco y delegado de USO comentó que “no me corresponde a mi la labor de valora lo que han hecho los técnicos, que es una labor encomiable, la verdad, y ahora el destino es el juzgado y Minas. Son estamentos superiores los que decidirán lo que se va a seguir haciendo en la mina. Ahora hay que reorganizar el interior de la mina, hacer nuevas disposiciones internas y valorar todo lo dicho en la comisión y reflejar en papel las normas nuevas que tienen que regir a partir de ahora”.

Minas pone en 'cuarentena' un año el pozo de la Vasco donde murieron seis mineros
Comentarios