viernes 3/12/21

Los trabajadores de la Hullera Vasco Leonesa siguieron recibiendo ayer el apoyo de los alcaldes de la cuenca minera. Después de reunirse el pasado viernes con el alcalde de La Robla, ayer llevaron sus reivindicaciones a los consistorios de La Pola de Gordón y Matallana de Torío. Tanto Juan Carlos Lorenzana como José García mostraron su apoyo incondicional a las demanas que realizan los mineros, que insisten en que sus exigencias no se limitan a su empresa ni a su cuenca, sino que tienen que ver con la problemática que asfixia a todo el sector minero de la provincia.

Los alcaldes manifestaron a los miembros del comité de empresa que se trasladaron hasta los dos ayuntamientos su respaldo a las exigencias que plantean al Gobierno, y que estos días están haciendo visibles en los principales actos de la campaña electoral convocados en la provincia.

Encerrados

Mientras tanto, los cuatro trabajadores encerrados desde el pasado viernes en las oficinas de la Hullera Vasco Leonesa en Santa Lucía de Gordón siguen recibiendo el apoyo no sólo de los compañeros, las familias y los vecinos; sino de distintas fuerzas políticas, alcaldes y ex alcaldes, que se han acercado durante todo el fin de semana a la sede empresarial para respaldar la protesta.

Manuel Alcalde, electromecánico de USO; CalixtoBaizán, del Sindicato de Vigilantes; Elías Ortega, ayudante minero afiliado a UGT y SócratesFernández, también ayudante minero y de CC OO, protagonizan este encierro de carácter indefinido, que pretende llamar la atención sobre la falta de alternativas que vive el sector minero.

Una falta de cumplimientos del Gobierno que se ha trasladado también a la campaña electora, en la que a parte de alguna referencia puntual a la problemática del carbón la falta de propuestas concretas sobre la minería es la tónica generalizada entre los partidos.

En cualquier caso, los representantes mineros advierten de que los plazos para la constitución del nuevo Gobierno y los nombramientos, así como la falta de una definición clara sobre la política a llevar a cabo en los problemas que acechan al sector, provocará un retraso inevitable en la toma de decisiones que puede resultar fatal para la viabilidad de algunas empresas. Como la Vasco, que apura los plazos del concurso de acreedores mientras los trabajadores encadenan su quinto expediente de empleo.

Los mineros de la Vasco reciben el apoyo de los alcaldes de la cuenca
Comentarios