miércoles 25/11/20

El ministerio estudia desde 2008 el cambio climático en Picos de Europa

Desde el año 2008, el Ministerio de Medio Ambiente, hoy llamado para la Transición Ecológica, realiza el denominado Programa de Seguimiento del Cambio Global en la Red de Parques Nacionales, con la instalación de estaciones meteorológicas en los distintos espacios con los que se estudian su situación climática. En este programa destaca de manera especial el Parque Nacional de Picos de Europa, un espacio que por sus condiciones de alta montaña, su altitud y su importante diversidad de hábitats y especies es producto del mayor aislamiento. Y es que, según el informe del ministerio, «la Cordillera Cantábrica tiene un papel centinela de los efectos del cambio global y en ella será posible detectar y cuantificar con mayor precisión cambios evidentes o previsibles».

La bióloga técnico del Área de Conservación del Parque Nacional de los Picos de Europa, Amparo Mora, asegura que «los principales factores de cambio que están operando en el territorio de Picos de Europa son el climático y el abandono del medio rura» y apunta que sus efectos se hacen cada año más patentes. «En el Norte de la Península se espera un aumento de las temperaturas y una disminución de las precipitaciones. También es probable que las olas de calor sean más frecuentes y duren más tiempo y que los eventos de precipitaciones extremas se hagan más intensos y frecuentes», explica esta experta que afirma que «estos cambios ya son observables aunque no tengamos una serie larga de datos».

Situación hídrica

Según el técnico del Área de Conservación del Parque Nacional de los Picos de Europa, Borja Palacios, en Picos de Europa además de la red de estaciones meteorológicas, cuya titularidad actualmente es de Aemet y que supone un impulso definitivo para su mantenimiento, está instalada una red de aforadores automáticos que caracterizan el hábitat en diez tramos fluviales del parque nacional para conocer sus condiciones hidrológicas y cuantificar los cambios que se observen. Se denomina red de seguimiento del estado de conservación en ríos de alta montaña (Recoram) cuyo titular es el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria.

El ministerio estudia desde 2008 el cambio climático en Picos de Europa