miércoles 25/5/22
Suárez-Quiñones, ayer en Bercianos del Páramo. RAMIRO

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró ayer que «la modernización de regadíos es clave para esta provincia para tener un campo competitivo. Si hablamos de regadíos en Castilla y León, el corazón es León». Afirmó que «donde hay regadíos hay incorporación de jóvenes. El regadío es de absoluta necesidad para luchar contra la despoblación». Y subrayó que «es un orgullo lucir el campo de Castilla y León porque sois unos agricultores y ganaderos modernos, innovadores... Es muy fácil representaros. Sois los mejores gestores ambientales que habéis modelado el paisaje durante siglos».

En este sentido, la Junta de Castilla y León ya ha iniciado actuaciones en 12.072 hectáreas de regadío en la provincia de León, el 92% de lo comprometido con esta provincia para esta legislatura. En León se intervendrá, en total, en 13.072 hectáreas, más del 40% de las 30.425 en las que va a proceder la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en toda la Comunidad.

PAC
«Castilla y León recibe unos 1.000 millones de euros al año. Lucharemos porque no nos los bajen»

En lo que va de mandato ya se han iniciado actuaciones de transformación y modernizaciones de regadíos en 18.296 hectáreas en toda la Comunidad, lo que significa el 60% de lo acordado para la presente legislatura.

Actualmente se están desarrollando obras de modernización en el Canal del Páramo y en el Páramo Bajo con una inversión por parte de la Junta de Castilla y León de 21 millones de euros, modernizando así una superficie de 6.237 hectáreas.

Además, la Junta, cumpliendo su compromiso, ya ha puesto en marcha las últimas actuaciones que le corresponden para transformar la zona de Payuelos, donde la administración autonómica ha dedicado más de 70 millones de euros para actuar en 9.500 hectáreas.

Fondos Europeos

Por otra parte, Suárez-Quiñones aseguró que la Junta de Castilla y León ha solicitado meter 30.000 hectáreas de modernización de regadíos en las ayudas de los fondos de resilencia europeos.

Además, el consejero se refirió a las negociaciones de la nueva Política Agraria Común (PAC). «Castilla y León recibe unos 1.000 millones de euros al año y lucharemos porque no nos los bajen». También defendió que el Gobierno regional aboga por que se reduzcan los ecoesquemas, se respete el modelo profesional de nuestros agricultores y ganaderos y porque no haya tensiones territoriales.

«La modernización de regadíos es clave en la provincia para tener un campo competitivo»