viernes 3/12/21
La alcaldesa de Benavides, Ana Rosa Sopeña, fue la encargada de descubrir la escultura en homenaje a los donantes.

La Hermandad de Donantes de Sangre de León celebró ayer su cuadragésimo aniversario con una jornada festiva en Benavides en la que estuvo presente la alcaldesa, Ana Rosa Sopeña. En palabras del presidente de la Federación Nacional de Donantes de Sangre, Martín Manceñido, el Día Provincial del Donante de Sangre se abrió con un triple objetivo, «reclamar, sensibilizar y agradecer a todas aquellas personas que lo dan todo sin recibir nada a cambio».

Tras una jornada de convivencia a la que acudieron más de 1.500 personas, y en la que se desarrollaron todo tipo de actividades, como juegos, concusos, actuaciones musicales e incluso una paellada, el presidente mostró su alegría por la respuesta obtenida en esta celebración de «exaltación del donante». Asimismo, se llevó a cabo una entrega de insignias al mérito de los donantes provinciales, así como a empresas y a asociaciones que han contribuído con la causa.

Entre los galardonados se encontraban todos aquellos donantes de la comarca del Órbigo que han alcanzado las 20 o 30 donaciones, aquellos donantes de la provincia que alcanzaron el pasado año el medio centenar de donaciones, los usuarios que tras 75 donaciones no pudieron asistir el pasado 14 de junio al Ministerio de Sanidad para ser reconocidos como Grandes Donantes de España, y por último, instituciones como los Obispados de León y Astorga, y los Ayuntamientos de Fresno de la Vega, Matanza, Turcia, Valdefresno y Rioseco de Tapia, entre otros. Para dejar constancia de la festividad, el Ayuntamiento erigió un monumento a los donantes en el Paseo del VII Centenario, obra del escultor Juan Antonio Cuenca. Benavides se transformó de este modo, en el escenario elegido para dejar constancia una vez más, de la necesidad de donaciones de sangre que existe en la época estival, ya que «aunque disminuya la actividad quirúrgica, no se reducen las actividades y los accidentes», indicó Manceñido.

De forma paralela, Manceñido señaló que se está gestando la llamada Olimpiada Roja, una campaña de sensibilización nacional durante los meses de agosto y septiembre cuyo objetivo será divulgar, promover y fomentar la donación de sangre en una «competición a la solidaridad para garantizar que siga habiendo reservas de sangre», explicó el presidente.

En la actualidad, en la provincia leonesa existen dos hermandades de donantes, la de León, que cuenta con unos 15.000, y la del Bierzo, a la que pertenecen alrededor de 5.000 usuarios. En total, en la provincia, se producen unas 17.000 bolsas de sangre anuales.

Monumento al altruismo y a la solidaridad