domingo 19/9/21
Política sanitaria

Morán tiende la mano a la Junta para buscar soluciones «específicas» a la sanidad rural

El presidente de la Diputación valora que por fin admitan en Valladolid que los consultorios han estado un año cerrados
Casado e Igea presidieron ayer la reunión con los reponsables de las diputaciones, a la que acudió Eduardo Morán. R. GARCÍA

«Lo que se nos ha estado negando durante algo más de un año de que no se cerraban los consultorios médicos, han reconocido que sí estaban cerrados, porque han dado la orden de abrirlos». Con estas palabras el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, ha valorado el cambio de actitud de la Junta de Castilla y León para abordar los problemas que afronta la sanidad rural y se ha ofrecido para mandar en los próximos días una serie de propuestas específicas.

Lo hizo tras la reunión mantenida entre la consejera de Sanidad, Verónica Casado, con los nueve responsables provinciales de Castilla y León para buscar soluciones a las carencias de la atención sanitaria en las zonas rurales.

Tras el encuentro, en el que también estuvo el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, la consejera Casado, ha descartado que la estrategia para mejorar la Atención Primaria de su departamento plantee trasladar médicos del medio urbano al rural y ha defendido una reordenación y refuerzo que permita mejorar la accesibilidad al sistema y que le dote de mayores recursos humanos, materiales y digitales.

Sin traslados
La intención de la Consejería es incorporar en los próximos años hasta 1.500 profesionales

Así, ha explicado la intención de la Consejería de incorporar en los próximos años hasta 1.500 profesionales entre facultativos, enfermeras, administrativos o técnicos de ambulancia, entre otros.

Dichas incorporaciones se realizarían «antes del fin de la legislatura», al hilo de lo cual ha reconocido que no sabe «cuándo se acabará» y ha subrayado que el año 2022 será «muy importante» para fortalecer este sistema.

En ella ha planteado la «necesidad urgente» de «reordenar y reforzar» la atención sanitaria que se presta en el medio rural, al ser el entorno que «más necesita en estos momentos una estrategia de reordenación», con 722 localidades con menos de 100 habitantes y 1.683 consultorios locales con menos de 50 tarjetas sanitarias asignadas.

En este encuentro, se ha analizado la situación en cada provincia y se ha debatido sobre las fórmulas más eficaces para conseguir que la atención sanitaria en el medio rural sea «eficaz y autosuficiente», tanto para la atención continuada como la ordinaria.

En todo caso, el presidente de la Diputación de León ha demandado que, «de manera urgente y real, se retome la atención presencial en los consultorios rurales tal y como se venía haciendo hasta la irrupción de un contexto excepcional», y que se haga teniendo en cuenta «el perfil de la población que reside en nuestros pueblos, las condiciones de conectividad que siguen presentando deficiencias que estamos en vías de solventar, y con el compromiso de alcanzar un consenso de todos los grupos políticos en un asunto que exige una sensibilidad extrema».

De este modo, Morán ha reclamado «la vuelta de los profesionales con la frecuencia que había antes, ya no de la pandemia, sino de la legislatura», y ha incidido en que «debe incentivarse a los profesionales sanitarios para que se queden en Castilla y León y evitar que se marchen a otros territorios por encontrar mejores condiciones laborales, económicas y profesionales». En este sentido recordó que «faltan profesionales, y más que van a faltar, pues la propia administración autonómica estima que más de un millar de médicos están próximos a la jubilación, no podemos seguir pagando la falta de previsión y de acción de las últimas décadas», añadía.

«Antes de la pandemia defendíamos la necesidad de mejorar la atención sanitaria en nuestro medio rural, ahora lo urgente es volver a recuperar ese mínimo que ya teníamos y retomar esa reivindicación que no hemos olvidado, la de mejorar y ofrecer un servicio estable, cercano y de calidad en nuestros pueblos; no podemos olvidarnos de que sin un servicio tan básico como la Sanidad, la batalla contra la despoblación está perdida, es un derecho básico y fundamental que tienen los ciudadanos y nuestra obligación es dárselo en las mejores condiciones», ha sostenido Morán.

«Hay que hacer una reestructuración, pero esa es una responsabilidad de la propia Consejería que no puede derivar a la Diputación de León», afirma el presidente que estima que «nosotros estaremos siempre, como administración local, dispuestos a colaborar. Lo que le hemos hecho llegar es la queja, el sentimiento, el clamor, de los leoneses y leonesas, porque así nos lo transmiten a diario, y de los alcaldes y alcaldesas, que también perciben todos los días cómo se ha perdido esta atención presencial, ese servicio que teníamos en el mundo rural y que es básico para mantener la población».

Morán tiende la mano a la Junta para buscar soluciones «específicas» a la sanidad rural
Comentarios