viernes 16/4/21
SUCESOS

Muere un albañil al caerle encima el tejado de la vivienda que arreglaba en San Miguel de Escalada

Parte de una pared atrapó el cuerpo de la víctima, sepultada bajo los escombros
La cubierta de la parte residencial de la finca se hundió por completo.

Un albañil que trabajaba en la reforma de una antigua vivienda en San Miguel de Escalada falleció al desprenderse la cubierta del inmueble y quedar sepultado bajo el material caído. Tal fue la cantidad de escombro acumulado sobre el operario que se tardó en encontrar el cuerpo, según relataron ayer los vecinos de la localidad, que apuntaron que el personal sanitario de la uvi móvil que le atendió consiguió reanimar al trabajador. El fallecido es un hombre unos 50 años, de iniciales A.L.C. y con residencia en el alfoz de León.

El suceso se produjo sobre la una de la tarde, cuando el operario se encontraba en el interior de la vivienda, construida con adobe y tapial en su mayor parte y deshabitada desde principios de los años 90. El ruido de la techumbre al caer motivó la alarma de quienes esperaban turno para recibir asistencia médica en el consultorio local. «Dos mujeres llamaron» para avisar del percance, relataba ayer Olegario del Río, vecino de San Miguel de Escalada, que añadió que inició la búsqueda del obrero junto con otros dos vecinos, «David y Roberto» —el segundo fue pedáneo del pueblo, Roberto Fernández Campos—, y, a medida que se extendió la noticia, otros se acercaban hasta el lugar para prestar ayuda.

«De la cantidad de escombro no lo veíamos, así que uno llamó a su teléfono móvil para ver si el sonido nos indicaba dónde se encontraba», narró. Sin embargo, la idea tampoco dio resultado, ya que el celular se encontraba «en la chaqueta que había dejado colgada» fuera del punto en el que se produjo el siniestro.

Los servicios de emergencias (ambulancias, bomberos y agentes del puesto de la Guardia Civil de Gradefes) acudían al lugar del suceso, mientras se buscaba al albañil contratado para la restauración, que, relacionado por su familia con el pueblo, ya había realizado otros trabajos en esta localidad. «Fue Roberto el que excavó un poco y encontró un codo», explicó Olegario del Río. Entonces empezaron a retirar material, para descubrir que buena parte de una pared aprisionaba el cuerpo del trabajador, por lo que es probable que la muerte se produjera por aplastamiento. Según los bomberos de León, que terminaron la labor de desenterrar a la víctima, el elemento constructivo tapaba casi todo el cuerpo del trabajador. «Tenía toda la cara ensangrentada», añadió Del Río, que indicó que los vecinos fueron desalojados del inmueble tras llegar los servicios de emergencia.

Cuando el personal sanitario atendió al obrero, éste se encontraba en parada cardiorrespiratoria, por lo que iniciaron las tareas de reanimación. «Se lo llevaron con pulso y respiraba», señaló un vecino. Para Del Río, «se lo llevaron muy mal».

La zona residencial

No se había cumplido aún un mes desde que habían comenzado las obras de recuperación de la vivienda, en la que se intentaba mantener la estructura original y demoler la zonas destinadas a pajar y cuadras en la parte trasera para convertirlas en un amplio patio. El accidente se produjo en la zona residencial del inmueble. Tras el suceso, un andamio quedaba como testigo de la intervención en esa zona, mientras que tras el portón de entrada a la finca quedaba aún sin montar más andamiaje, una hormigonera y estructuras de acero corrugado para reforzar el edificio.

Muere un albañil al caerle encima el tejado de la vivienda que arreglaba en San Miguel...
Comentarios