martes. 04.10.2022

Un urogallo cantábrico falleció el pasado lunes en León por un paro cardiaco durante los trabajos ordinarios de captura y radiomarcaje que llevaban a cabo personal especializado tanto de la Junta de Castilla y León como veterinarios y biólogos.

Según la Delegación de la Junta, inmediatamente después de la muerte del ejemplar se realizó el levantamiento del ejemplar por los agentes medioambientales.

Fue trasladado con urgencia por celadores en condiciones de refrigeración a un laboratorio, donde se consiguió extraer y conservar en nitrógeno líquido espermatozoides viables del ejemplar.

La autopsia desveló la muerte por infartación del miocardio y hemorragias en sábana en sistema gastrointestinal compatibles con un fallo cardíaco. De forma complementaria se han remitido muestras a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León para un exhaustivo estudio anatomopatológico.

Muere un urogallo en los trabajos de captura y radiomarcaje
Comentarios