martes 07.07.2020

Narsil reitera que el beneficio supera a la sanción

La defensa de la empresa Narsil, codemandada en este recurso y que originó las actuaciones contra El Feixolín en su día, cuestiona los razonamientos del juez del Contencioso Administrativo Número 2 sobre la jurisprudencia para interpretar la relación entre los beneficios obtenidos por la empresa y los límites de la sanción a imponer. Critica que el grupo minero «haya llegado a ampararse en pérdidas de un millón de euros, cuando nadie cree que un cielo abierto pueda ser deficitario»; y considera probado que «existe un beneficio económico para la empresa muy por encima del rango legal que establecen las sanciones».

Considera el representante legal de esta empresa que «la sentencia podía haber corregido los 129 millones de euros impuestos inicialmente», pero muestra su disconformidad con que se haya elegido el tramo inferior para las sanciones muy graves, que contempla hasta 1,8 millones de euros de multa.

Insiste en que la MSP extrajo 730.839 toneladas de carbón de forma ilegal, y que «varias sentencias han declarado la explotación ilegal e ilegalizable»; a la vez que recuerda que la restauración del cielo abierto («que por cierto, no se ha llevado a cabo», puntualizan) no es ningún beneficio para la comunidad.

El abogado entiende que la minera debe «tener una adecuada sanción que revierta en Laciana, y en el Ayuntamiento de Villablino, porque ha extraido recursos naturales de esta zona de forma ilegal». Y recuerda que fue a instancias de las denuncias de Narsil la decisión de los jueces de obligar al Ayuntamiento de Villablino a iniciar el procedimiento para sancionar a la compañía.

Narsil reitera que el beneficio supera a la sanción