sábado 24.08.2019

La naturaleza se consolida como reclamo turístico

Las casas del parque leonesas aumentan un 19,96% las visitas en el primer semestre
Exterior de la Casa del Parque de Babia y Luna, en Riolago. RAMIRO
Exterior de la Casa del Parque de Babia y Luna, en Riolago. RAMIRO

En León la naturaleza está de moda, cada vez más usuarios visitan las Casas del Parque situadas en los distintos parajes naturales de la provincia. En el primer semestre del año se registraron 3.688 visitantes, que suponen un 20 por ciento más respecto a los datos del mismo periodo del año anterior, pasando de 18.477 a 22.165 visitantes.


Además en los datos recogidos por los centros gestionados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, no está incluido el centro La Fonseya, situado en el entorno natural de Oseja de Sajambre, que abrió sus puertas en Semana Santa y que hasta la fecha ha atraído a 2.386 visitantes, por lo que el porcentaje sería aun mayor. El centro de Valdeburón subió hasta los 1.413 visitantes, lo que representa un incremento de más del 80 por ciento. En Babia y Luna se ha pasado de 3.853 a 5.208 turistas, lo que supone un 35,17 por ciento más. A su vez, Puebla de Lillo logra un aumento del 13,78 por ciento que se corresponde a la diferencia 5.748 a 6.540 personas, el centro temático dedicado al Urogallo ha conseguido 300 visitas más con lo que se eleva un 12,14 por ciento, el Aula del Río Miguel Delibes pasa de 1.583 a 2.140 turistas lo que se traduce en un aumento del 35,19 por ciento. Finalmente La casa de Las Médulas, es la que menor incremento de visitantes presenta al aumentar tan solo en 100 personas, llegando a los 3.898 turistas.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, valoró positivamente este incremento de visitantes a estos «centros de acogida y difusión de los valores ambientales de los distintos espacios naturales y centros de educación ambiental». En su opinión, las cifras consolidan Castilla y León «como autonomía líder en turismo de interior»,que ocupa «cada vez mayores cotas de visitantes, tanto nacionales como extranjeros».

 

Al mismo tiempo, destacó que el incremento de visitantes sirve para «impulsar, mejorar y ampliar» estas infraestructuras medioambientales, con el fin de que sean «lugares amables, donde se eduque a los jóvenes, especialmente».

 

León ocupa el tercer lugar en incremento de visitantes a estos centros. A la cabeza se encuentra la Ávila, con sus tres centros, que presentó un incremento del 30,57 por ciento. Le sigue Segovia, que obtuvo casi dos puntos más que León, con el 21,59 por ciento, con un número de personas entorno a las 26.000. El cuarto lugar lo ocupa Valladolid, cuyo incremento es del 8,47 por ciento en los dos centros con los que cuenta esta provincia. Palencia obtuvo 15 puntos más con los que se sitúa en quinto lugar, la provincia de Zamora también acogió a un mayor número de turistas, con un 7,81% de crecimiento.

 

Por otra parte, las provincias Burgos y Soria han sufrido una ligera pérdida de visitantes en sus parques, que ronda en ambos casos el uno por ciento.

La naturaleza se consolida como reclamo turístico