domingo. 04.12.2022
                      ramiro
ramiro

La despoblación se combate a través de un gran pacto europeo, con políticas «sensibles» con el medio rural y atajando los desequilibrios territoriales. Es el diagnóstico del consejero de la Presidencia de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, en la ponencia inaugural del Congreso. El consejero agradeció la iniciativa del Diario de poner sobre el debate sobre una cuestión que debe «necesita hechos» pero que también necesita ser visibilizada. A su  juicio, la despoblación es un asunto que afecta no sólo al medio rural, si no también a las ciudades medias que están perdiendo población.

Carnero destaca que las políticas «integrales», tanto a nivel regional, como nacional y europeo son la clave para la lucha contra la despoblación, una acción que debe hacer hincapié en la creación de empleo, todo lo que tiene que ver con el teletrabajo y con las nuevas profesiones para tener más empleo en el medio rural, así como en la aplicación de las nuevas tecnologías, como la implantación de la banda ancha que incide de forma favorable para luchar contra la despoblación. Asimismo, destaca que la política de vivienda es fundamental, como los servicios públicos esenciales, la educación, la sanidad y un transporte público adecuado.

También la aplicación de políticas de apoyo a las familias ya que «todo lo que invirtamos en las familias tiene recorrido en la lucha contra la despoblación». «Todo esto desemboca en un gran pacto que tiene que dar respuesta a las necesidades del medio rural, pero hay que abordar la solución de los problemas rurales con mentalidad rural», señaló el consejero. 

En cuanto a las políticas aplicadas desde la Junta, Carnero señaló al Fondo de Cohesión Territorial, con 80 millones de euros para corregir desequilibrios territoriales, un fondo que «nos va a permitir luchar contra la despoblación». Está destinado a impulsar el crecimiento económico, social y el empleo, para mejorar y equilibrar las condiciones de vida de las personas que residen en los municipios rurales, para incentivar las inversiones locales en el medio rural y para garantizar y modernizar los servicios públicos favoreciendo el desarrollo y el progreso de los municipios del medio rural de Castilla y León.

El consejero se refirió a otra medida que tiene un carácter de «sensibilidad especial» con lo que acontece en el medio rural. En este momento hay un déficit de secretarios, «una figura que es imprescindible si queremos tener alcalde porque necesitan un apoyo administrativo fundamental». Carnero incidió en que desde la Junta se ha arbitrado una nueva bolsa «que nos permita tener secretarios interinos para ganar en agilidad cuando haya falta de secretario. También se busca una cierta estabilidad, en la medida de lo posible para darle seguridad a las corporaciones y en tercer lugar que tenga calidad la prestación del servicio».  También se refirió a la necesidad de «apoyar, reforzar y ampliar los servicios de asesoramiento de las Diputaciones para que a su vez los alcaldes y los secretarios tengan un continuo respaldo». El consejero también habló de fiscalidad diferenciada. «Es importante reducir impuestos por que el Gobierno que lo hace confía en sus ciudadanos. El que no lo hace, es porque necesita hacer caja para ofrecer servicios», afirmó Carnero, que sostuvo que «Castilla y León va a tener la fiscalidad más baja de su historia» con políticas que se refieren a la bajada del IRPF, el compromiso con la natalidad, con el emprendimiento rural y con los jóvenes del medio rural, con el establecimiento de un tipo reducido en la actividad agraria y favoreciendo que puedan tener una vivienda en los pueblos, así como con la reducción de tasas en materia energética y en la pesca y la caza.

Finalmente, también hizo hincapié en el ámbito agroalimentario, «fundamental para tener una buena estrategia contra la despoblación». «La industria agroalimentaria es un exponente sin paragón en Castilla y  León», reinvindicó el consejero porque «nos habla de origen, de territorio y de calidad». «Es una de las grandes inversiones que tenemos que acometer entre todos y por ello queremos que el Perte agroalimentario sea mayor y que permita expandirse y atender distintos sectores de la industria agroalimentaria.

«Necesitamos políticas integrales con sensibilidad hacia el medio rural»
Comentarios