sábado. 03.12.2022
José Ángel Hermida, entre Margarita Torres y el alcalde.

El rector de la Universidad de León (ULE), José Ángel Hermida, ejerció ayer de mantenedor de las Justas Medievales donde destacó el «carácter luchador» de los leoneses en los tiempos difíciles actuales, como fueron los medievales, para defender el futuro de la provincia y de sus gentes. «No dejarnos derrotar por nadie cuando defendemos una causa justa, como es el futuro de nuestra tierra y nuestras gentes, aunque haya que romper 300 lanzas o las que fuera menester», afirmó.

Hermida, ataviado también con vestimentas medievales, llegó en comitiva al Ayuntamiento de Hospital de Órbigo acompañado por su alcalde, Enrique Busto, y la historiadora medieval y cronista oficial de León, Margarita Torres. En su intervención, recordó la historia de Suero de Quiñones y el episodio del Passo Honroso -en el siglo XV- que dio origen a la celebración de estas justas medievales, una fiesta declarada de interés regional.

Así, destacó el trabajo realizado por los habitantes de este lugar para convertir esta celebración en una cita obligada del Camino de Santiago, «referencia cultural y económica de esta tierra». «El trabajo y el esfuerzo de las gentes de Hospital de Órbigo sea semejante en importancia, por su carácter y rigor, a las que anualmente se celebran en Inglaterra o en otros tantos lugares de Europa», subrayó.

A continuación, el alcalde le hizo entrega de «un trocito de nuestra historia» representada en una reproducción del puente del Passo Honroso y un cuadro con la imagen de sus damas que, prometió Hermida, tendrán un hueco en su despacho en el Rectorado de la Universidad de León.

«No nos dejaremos derrotar por nadie cuando luchemos por nuestra tierra»
Comentarios