domingo. 03.07.2022

Sin novedad sobre el estado del osezno de Igüeña tras entrar hace dos días en estado crítico

- La últma osezna tratada por veterinarios de la Junta falleció cuando era trasladada para ser liberada
undefined
Las veterinarias cuidan del osezno en Valladolid. DL

El osezno hallado el pasado sábado en el municipio de Igüeña ha sufrido una recaída, con alteración tanto de las constantes vitales como de los parámetros hematológicos y bioquímicos, y continúa en estado crítico con pronóstico reservado, mientras los veterinarios de la red de centros de recuperación de animales silvestre de la Junta de Castilla y León tratan de estabilizarlo, según el último parte del Gobierno autonómico, de hace dos días. Desde entonces no hay novedad sobre el estado del animal.

Se trata de un osezno macho con pocos meses de vida que pesa cuatro kilos, aunque el peso ideal para ejemplar de esta edad se situaría en torno a los seis, y continúa sin movilidad del tercio posterior.

Las mismas fuentes apuntan también a que se continúan realizando pruebas complementarias para aproximar el diagnóstico, por lo que "no se puede descartar cualquier hipótesis establecida".

undefined
El osezno, en tratamiento pese a su estado crítico. DL

Precisamente este mismo lunes el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha advertido de que el osezno se encontraba "muy débil" y su viabilidad "no está asegurada".

Un vecino del pueblo se percató de la presencia de este osezno y avisó a los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León, quienes le recogieron y los trasladaron a Bembibre (León), donde dos veterinarios de la red de centros de recuperación de animales silvestres de la Junta procedieron a su primera valoración, y posteriormente fue traslado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid, donde está siendo atendido.

En la primera valoración se observó que el ejemplar se encontraba en estado de shock, con una deshidratación muy severa y muy baja condición corporal.

Como se informó en el momento del hallazgo, en la zona donde se ha encontrado al osezno los equipos de campo de la Junta de Castilla y León tenían controlada una osa con tres crías del año, que en días previos habría podido sufrir la pérdida de dos de ellas por ataque de un macho al estar en plena época de celo.

Sin novedad sobre el estado del osezno de Igüeña tras entrar hace dos días en estado...
Comentarios