domingo. 05.02.2023
La UPA de Castilla y León considera que la nueva Ley de Prevención Ambiental de esta comunidad, aún en tramitación en las Cortes, será un «varapalo» que dejará en la «ilegalidad» a numerosas explotaciones agrarias, en especial a las ganaderas, que «tendrán que cerrar». Esta organización agraria critica que esta ley, que es una de las primeras que está previsto aprobar en el próximo periodo de sesiones, tendrá carácter retroactivo, por lo que afectará «a todos» los profesionales del campo. Al respecto, explica que la nueva normativa afectará tanto a las granjas nuevas que se instalen como las existentes desde hace años. La normativa exigirá la declaración de impacto ambiental para determinadas explotaciones, una licencia o una autorización de la Consejería de Medio Ambiente, según los casos, dependiendo principalmente del tamaño de la granjas. La declaración de impacto la deberán obtener los tratamientos fitosanitarios para más de 50 hectáreas agrícolas con productos de toxicidad del tipo C y las ganaderías más numerosas.

La nueva ley ambiental ilegalizará granjas, advierte la UPA
Comentarios