lunes 25.05.2020

Una nueva oleada de robos en dos meses vuelve a inquietar a los vecinos

El cristal de la tienda Filmavi fue roto con una alcantarilla. CAMPOS
El cristal de la tienda Filmavi fue roto con una alcantarilla. CAMPOS

La villa de Cistierna vuelve a sufrir otra oleada de robos tal y como sucedió hace algo más de un mes. En esta ocasión han robado en dos establecimientos comerciales de Cistierna y lo intentan en otro. El primer suceso se produjo a la una de la mañana del jueves 2 de abril cuando una personas cubierta con un pasamontañas rompió el escaparate de la tienda Naturcisne con un hacha y se llevó varios móviles y un portátil, según se recogen en las imágenes de la cámara movimiento de seguridad del establecimiento. Esto hizo que enseguida el propietario avisase a la Guardia Civil de Cistierna. Entre lo sustraído y los daños superan los 1.000 euros de pérdidas.

Posteriormente el ladrón se trasladó al establecimiento de electrodomésticos Aparicio donde con el hacha intentó romper la puerta, lo que le fue imposible al ser una puerta de cristal de seguridad.

A las cuatro de la mañana se produce el tercer robo en el establecimiento fotografía Filmavi donde con la tapa de una alcantarilla rompieron el cristal del escaparate y se llevaron varios relojes de pulsera. Según una primera impresión, entre los daños y los relojes se valoran en unos 2.000 euros.

Cistierna ya vivió una oleada de robos en establecimientos y en viviendas a finales de febrero y principios de marzo. Uno de los establecimientos afectados por los robos entonces también fue Naturcisne.

Tras esos robos, la subdelegación de Gobierno reforzó la vigilancia especialmente por la noche, tal y como había solicitado el alcalde de Cistierna, Nicanor Sen. «Me consta que se siguen haciendo y se están llevando a cabo las investigaciones para intentar localizar a las personas que han podido llevar a cabo estos robos en establecimientos de la villa», afirma el regidor. Además instó a la colaboración de los ciudadanos para lograr detener a estos ladrones.

Una nueva oleada de robos en dos meses vuelve a inquietar a los vecinos