domingo. 03.07.2022
Territorio rural

La nueva ordenación analizará caso a caso las mancomunidades y los incentivos

La intención de la Junta es "que se vea como algo que surge de la propia voluntad de los municipios" con un "cambio de orientación" que en opinión de Igea "va a permitir desbloquear la ordenación del territorio".
Francisco Igea, durante su comparecencia tras el Consejo de Gobierno, NACHO GALLEGO

El nuevo modelo de Ordenación Territorial que quiere implantar la Junta de Castilla y León trata de apartarse de la idea de que la creación de mancomunidades era "impuesta", por lo que analizará "caso a caso" las propuestas de municipios y también los incentivos económicos, que no serán objeto de una convocatoria general y complementarios a otro tipo de ayudas.

Así lo ha planteado este jueves en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea (Cs), convencido de que eliminar la necesidad de contar primero con los mapas servirá para avanzar en la construcción de mancomunidades de interés general, sin el "bloqueo" generado en su opinión por parte del PSOE.

"Eso hace que los alcaldes puedan tomar esa iniciativa que antes no podían tomar", ha asegurado Igea sobre el futuro que pueden traer estos cambios, esbozados en un anteproyecto de ley que prevén aprobar definitivamente antes del verano para "flexibilizar la formación de las mancomunidades", al rebajar la exigencia de una mayoría cualificada de dos tercios que permitirá aprobarlo únicamente con el apoyo del PP y Cs, sin el concurso del PSOE.

El vicepresidente ha detallado que el "problema" de la anterior legislatura es que la reforma de la ordenación del territorio en el ámbito rural, que es la que está pendiente ya que la del ámbito urbano se aprobó, era que "se veía como una cosa impuesta", lo que en su opinión suponía "uno de los grandes frenos" para los municipios.

A partir de ahora, la intención de la Junta es "que se vea como algo que surge de la propia voluntad de los municipios" con un "cambio de orientación" que en opinión de Igea "va a permitir desbloquear la ordenación del territorio".

"Si lo que hacemos es decirles a los municipios: tienes que ser así, este es el mapa, esta es la ordenación; la dificultad que se genera es mucho mayor que si las cosas se generan de abajo a arriba, yo soy partidario de esto en todos los aspectos de la política", ha deslizado en referencia a sus demandas internas, dentro de Ciudadanos.

Esto no significa que la elaboración de mapas de prestación de servicios desaparezca de la norma, sino que aunque son "necesarios", lo que no son es "imprescindible" para avanzar en la constitución de una mancomunidad de interés general, ha aclarado el consejero.

Preguntado por los incentivos económicos que previó el anterior Gobierno autonómico, Igea ha defendido que la creación de las mancomunidades "en sí misma es un incentivo" para los municipios, pero ha añadido que intentarán incentivar su creación "no solo con medidas económicas sino con medidas administrativas o de prestación de servicios o de ayudas en inversiones que favorezcan la prestación de sus servicios municipales, pero caso a caso".

Lo que sí ha descartado el vicepresidente es recurrir a las fusiones forzosas de municipios si en la presente legislatura no responden como esperan y no se crean mancomunidades de interés general por voluntad propia: "durante esta legislatura no vamos a proceder a nada que no sea voluntario", ha dicho.

La norma establecerá los servicios que tendrán que ofrecer los municipios para constituir esa mancomunidad y dirimir cuál de los ayuntamientos que la integren figurará como "prestador del servicio", bajo la idea de que es necesario "rendir cuentas" ante los ciudadanos de si el pueblo va "bien o mal".

Más en el ámbito político y preguntado por la posibilidad de alcanzar un acuerdo con el PSOE en esta materia, Igea ha dicho que no han podido hacer más de lo que han hecho para buscar el consenso y avanzar en el cierre del modelo de ordenación territorial, pero se ha mostrado convencido de que habrá alcaldes socialistas que pedirán formar parte de alguna mancomunidad de interés general.

Sobre la falta de respuesta afirmativa del PSOE, el vicepresidente ha expresado que la Junta ha esperado un "tiempo prudencial", pero ve a los socialistas instalados "en una esquina del patio con su berrinche". "Lo que no podemos hacer es estar esperando a que se levanten, nosotros tenemos que seguir trabajando y dar la oportunidad a los ayuntamientos que quieren trabajar", ha añadido sobre el mismo asunto. 

La nueva ordenación analizará caso a caso las mancomunidades y los incentivos
Comentarios