miércoles 25/5/22
                      Alberto Garzón. EFE
Alberto Garzón. EFE

Asociaciones agrarias como Asaja o UPA han solicitado la dimisión del ministro de Consumo, Alberto Garzón, por sus continuos ataques al campo español tras asegurar en una entrevista al diario ‘The Guardian’, que España exporta carne de mala calidad procedente de animales maltratados, según ha informado la organización agraria en un comunicado.

En concreto, Asaja ha lamentado que sea otro capítulo más de la «actitud de sectarismo» del ministro Garzón y no comprende cómo desde la Presidencia del Gobierno se puede mantener un Ministerio que está «continuamente atacando a un importante sector como es el agroganadero, y por lo tanto a los intereses de España».

Garzón habría vuelto a defender la reducción del consumo de carne, como ya hizo el verano pasado en diversos foros, y señaló al diario británico que las críticas le vinieron de parte de los hombres. «Sentían que su masculinidad se vería afectada por no poder comer un trozo de carne o hacer un asado», ironiza en la entrevista.

Tras estas declaraciones, Asaja ha pedido al presidente del Gobierno,

Asaja se suma así a la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) que también ha pedido este martes al ministro de Consumo que «rectifique o dimita» tras un «nuevo ataque» a la ganadería española en la prensa internacional.

UPA ha calificado de «irresponsables y directamente falsas» las declaraciones de Garzón sobre la exportación de carne de mala calidad que proviene de animales maltratados. «En España no hay animales maltratados, señor ministro», han recalcado.

La Asociación Empresarial Cárnica, Anafric, estudia emprender acciones legales contra el ministro si este no rectifica sus declaraciones.

Anafric, asociación de ámbito nacional que defiende los intereses de las empresas ganaderas y cárnicas, considera que estas afirmaciones son «una infamia y una burla» y muestran «un absoluto desconocimiento del sector», por lo que va a pedir una reunión «al más alto nivel» para reivindicar su buen hacer y exigir una rectificación.

Nuevo ataque de Garzón al sector primario al dudar de la calidad de la carne que exporta