domingo 17.11.2019

Nuevo rescate de truchas atrapadas en una poza en la cuenca del río Porma

ANA B. VÁZQUEZ

 

Apenas una semana después del rescate de 3.000 peces en el río Eria, los agentes medioambientales de la Junta han vuelto a salvar a siete truchas en la cuenca del río Porma en el tramo del municipio de Puebla de Lillo, comarca de Boñar, según informa la Asociación Profesional de Agentes Forestales de León (Apafle).

 

Durante una de las guardias de incendios, uno de los agentes medioambientales observó que siete truchas —con una dimensión que oscilaba entre 15 y 30 centímetros— estaban atrapadas en una poza del río. Los trabajadores procedieron al aviso de la Sección de Pesca del Servicio Territorial de Medio Ambiente para que, a su vez, notificara al personal de la administración procedente de la piscifactoría de Vegas del Condado lo ocurrido y se trasladaran al lugar con el fin de colaborar en el rescate y proporcionar los medios necesarios.

 

Una vez capturados los peces, los trabajadores procedieron a a su traslado aguas abajo, en un tramo del mismo arroyo pero con mayor caudal y mayores posibilidades para su supervivencia.

 

Los agentes medioambientales compatibilizan durante las guardias de incendios la vigilancia activa de las posibles situaciones de riesgo de siniestros en alguna parte de la comarca con otros servicios ordinarios como la vigilancia de los ríos de la zona. Aunque durante el turno tienen prioridad las actividades relacionadas con la extinción, prevención, vigilancia e investigación de causas de incendios forestales, no menoscaban otros servicios ordinarios como son la caza, pesca, aprovechamientos forestales, vigilancia de enfermedades y plagas, residuos, impactos y prevención ambiental.

 

La mayoría de las acciones de rescate entre agentes medioambientales y otras organizaciones se suelen llevar a cabo en los ríos de la zona que no tienen pantano. Pese a que esta labor de salvamento también se realiza a lo largo del año, es más frecuente durante la época estival como consecuencia de la sequía — aún más pronunciada este año debido a la escasa pluviometría—.

Nuevo rescate de truchas atrapadas en una poza en la cuenca del río Porma