jueves. 07.07.2022

Oasis de vida para los ecosistemas

Los humedales que aporta León a los 287 incluidos en el Catálogo de Espacios Protegidos de Castilla y León se resisten a ser incluidos en
DL3P39G1

La actividad del hombre se cierne como una amenaza sobre los humedales españoles. La celebración ayer del Día Internacional de los Humedales, protegidos por el Convenio de Ramsar, de cuya firma se cumplen 50 años, ha servido para poner el foco en estos espacios que suman los 75 en España que superan las 304.000 hectáreas, lo que coloca a España como el tercer país con más humedales incluidos en la lista Ramsar, si bien su salud no es precisamente buena.

Aunque León no tiene ningún humedal incluido en la lista Ramsar, si cuenta con un total de 20 espacios incluidos en el Catálogo de Zonas Húmedas y con régimen de protección de Castilla y León, que suma 297 emplazamientos en toda la comunidad.

Las zonas húmedas constituyen uno de los ecosistemas más amenazados del planeta. En las últimas décadas y principalmente en los años 60, la actuación humana sobre el medio natural llevó a la desecación de más de la mitad de las zonas húmedas existentes en España.

Estas zonas eran consideradas improductivas desde el punto de vista económico, así como fuente de paludismo e infecciones.

Sin embargo se ha demostrado que lejos de ser zonas improductivas, son los enclaves de mayor productividad del planeta. A lo que habría que añadir su incidencia en la prevención de riadas y de erosión, su función reguladora del equilibrio hídrico y climatológico, su papel en el control de la contaminación, y su importancia como hábitat de una flora y fauna características, sobre todo de aves acuáticas sedentarias y migratorias, y sin olvidar sus destacadas posibilidades en los campos educativos, recreativos y científicos.

Para su protección y puesta en valor, el Gobierno de Castilla y León priorizará la restauración y conservación de humedales en el uso de los fondos europeos que reciba del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (Next Generation UE).

La puesta en marcha de un programa se seguimiento acuáticas permitirá evaluar el nivel de eficacia de esta recuperación y mantenimiento de los humedales.

Además de luchar y prevenir las incidencias del cambio climático, los humedales albergan una importante diversidad ecológica mediante el caudal y pureza del agua necesaria para el desarrollo de especies de plantas y animales, según las mismas fuentes.

Los fondos Next Generation UE prevén una inversión de 1.167 millones para la conservación de ecosistemas mediante restauraciones ecológicas, de los cuales 740,5 serán distribuidos entre las comunidades autónomas. Castilla y León será la comunidad autónoma más beneficiada con 128 millones, el 17,3 por ciento del total que gestionará el territorio autonómico, y que invertirá en la recuperación de humedales desecados y en la mejora de las turberas de alta montaña.

Oasis de vida para los ecosistemas