viernes 22/10/21
Campo

El oídio da tregua al lúpulo y este año se prevé una buena cosecha

El hongo ha afectado mucho menos al cultivo en comparación con los daños del año pasado
En sólo unos días comenzará la cosecha del lúpulo, que tiene su cultivo más extenso en la zona del la ribera del Órbigo. RAMIRO

A las puertas de comenzar un año más la cosecha del lúpulo en la provincia leonesa, el presidente de Lúpulos de León, SAT, Alberto Martínez, ha asegurado a este periódico que «a priori se espera una cosecha mejor de la que hemos tenido los dos últimos años».

La cosecha de la actual campaña del lúpulo se iniciará entre finales del presente mes de agosto y comienzos del de septiembre y el propio Martínez asevera que prevén una cosecha «más optimista» porque «el año pasado tuvimos mucho problemas por un brote de oído en el cultivo con una plaga muy grande de este hongo y, por suerte, este 2020 el oídio ha afectado algo al lúpulo, pero mucho menos que en comparación con el año pasado».

Ante esta situación, el presidente de Lúpulos de León reitera que se muestra «más optimista» que otros años porque «aunque no se espera que sea una cosecha excelente, si se espera superar la producción que hemos tenido en los dos últimos años». No obstante, cree que «hay que ser prudentes porque hasta que no empiece la recolección, no se va a saber totalmente la cosecha que tendremos».

Con las mismas hectáreas del lúpulo cultivadas que el año pasado, con un total de 535 hectáreas de superficie en la provincia de León —de las 569 que hay en toda España—, y de la mano de la menor incidencia que el oído ha tenido esta presente campaña en el cultivo, Alberto Martínez piensa que «muy mal se tiene que dar la situación para no mejorar los datos del año pasado en los que tuvimos un 22% menos de cosecha por hectárea a causa del hongo». De hecho, la enfermedad fúngica provocó que el año pasado se tuviera que adelantar el arranque de la campaña para intentar salvar el cultivo lo máximo posible.

En el caso de la presente campaña que se iniciará en escasos días, esta previsión de superar la producción de la cosecha del año pasado se sustenta principalmente en las «buenas condiciones» que presenta el lúpulo actualmente, ya que según explica Martínez «el mes de mayo hizo muy buen tiempo y propició que se adelantara el ciclo del cultivo; algo que le vino muy bien». No obstante, matiza que «la primera quincena de junio vino bastante fría y con aire y sí que perjudica en parte al cultivo, pero por suerte se pudo recuperar con el avance del verano».   

Por ello, el presidente de Lúpulo de León recalca que «no es que esperemos una cosecha excelente, pero si una normal tirando a buena después de pasar dos campañas que no han sido muy buenas».

El oídio da tregua al lúpulo y este año se prevé una buena cosecha