viernes 21/1/22
Coag, UPA y Asaja se manifestaron ayer en Zamora contra de la sobreprotección del lobo. MONTESINOS

Once comunidades autónomas reclamaron ayer sin éxito el archivo del expediente iniciado por el Gobierno para incluir el lobo ibérico en el Lespre hasta que se modifique la vigente Estrategia Nacional de Gestión y Conservación de esta especie silvestre «buscando el consenso». Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia, con el apoyo de Andalucía, Murcia, Madrid, Aragón, País Vasco, Navarra y la ciudad autónoma de Ceuta mostraron además su «rechazo y malestar» por el procedimiento seguido por parte del Gobierno, a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al que se le había solicitado una Conferencia Sectorial de Medio Ambiente extraordinaria y monográfica «con el fin de conocer el posicionamiento de las comunidades autónomas ante la apertura de expediente por parte del ministerio de incluir al lobo en el Lespre».

En cambio, «el Ministerio nos convoca a esta reunión con 8 puntos en el orden del día, siendo el último a abordar el del lobo y con criterio de carácter meramente informativo», según señaló el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, «cuando lo que planteamos al solicitar esta convocatoria es manifestar posición como pronunciamiento de cada Comunidad Autónoma a la tramitación de dicha catalogación». Quiñones recuerda que las cuatro autonomías convocantes «remitimos un oficio con fecha 12 de abril, el lunes pasado, pidiendo la modificación de dicho orden del día para incluir el punto del lobo tal como se había pedido, y no hemos recibido respuesta».

El Miteco

Ribera reconoce que es «importantísimo» atender las diferentes sensibilidades

Según informó la consejería en un comunicado, la Comunidad de Castilla y León reitera su «total oposición a la inclusión del lobo Ibérico en el Lespre y al procedimiento seguido. Entendemos que no se puede hacer ninguna inclusión al margen de las conclusiones que se aprueben en Conferencia Sectorial en el marco de la actualización o modificación de la vigente Estrategia Nacional de Gestión y Conservación del lobo Ibérico —aprobada por unanimidad en Conferencia Sectorial en 2004—, que consideramos que es ámbito de decisión al respecto de la cuestión planteada», añadió Suárez-Quiñones, quien reiteró que «la inclusión del lobo en el Lespre tal y como el Gobierno pretende es contraria a la Estrategia Nacional vigente».

Como consecuencia del planteamiento ministerial, las once comunidades autónomas solicitan el archivo del expediente hasta que se produzca la modificación de la Estrategia Nacional indicada, «que será en el marco de una Conferencia Sectorial y buscando la unanimidad o al menos el consenso mayoritario de las Comunidades Autónomas, especialmente a las que le corresponde su gestión», señala el consejero.

Asimismo expresan su disconformidad por que se haya puesto en marcha un texto de actualización de la Estrategia Nacional de Gestión y Conservación del Lobo Ibérico, «llegando a circular un documento a oenegés y organizaciones profesionales agrarias, no ya sin el consenso inicial de las comunidades autónomas, sino sin ni siquiera con el conocimiento y ni la participación de las mismas».Por tanto «se solicita no sólo la retirada de la iniciativa ministerial, sino pasos firmes de recuperación de la vía de participación y acuerdos con las comunidades autónomas, que siempre ha presidido históricamente cualquier decisión sobre biodiversidad», insiste Suárez-Quiñones.

Por su parte, la vicepresidenta y ministra Teresa Ribera, destacó en un comunicado que «sabemos que es un asunto muy complicado en el que es importantísimo atender a las distintas sensibilidades para garantizar la coexistencia con todas las garantías para los titulares de explotaciones de ganadería extensiva y, al mismo tiempo, respetar la recomendación y el criterio del comité científico», afirmó.

Once comunidades reclaman sin éxito paralizar la prohibición de cazar lobos