lunes. 27.06.2022

El osezno recuperado en León "evoluciona favorablemente tras diez días de cuidados intensivos"

El animal ya come por sí solo y es capaz de incorporarse en las extremidades superiores aunque todavía arrastra problemas del fuerte traumatismo
undefined

Durante su estancia en el Centro de Recuperación de Aves Silvestres, Cras, el osezno recuperado en León "ha experimentado una clara mejoría, aunque todavía presenta secuelas del fuerte traumatismo recibido", explican desde la Junta.

El equipo de veterinario de los centros de fauna dependientes de la Administración autonómico sigue monitorizando al esbardo para ver su evolución.

El animal fue encontrado en estado crítico por un particular en la localidad de Colinas del Campo de Martín Moro Toledano (León), perteneciente al municipio de Igüeña, y fue traslado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid, donde está siendo atendido desde entonces.

En los primeros días de su llegada al CRAS se encontraba en estado crítico con pronóstico reservado, presentando estupor y reflejos disminuidos. Conforme han pasado los días, mostraba desde periodos de alerta ocasionales hasta encontrarse completamente atento con respuesta a estímulos ambientales que le rodean, si bien aún se tienen dudas respecto a su visión, ya que presenta estrabismo y ausencia de reflejos pupilares.

undefined
Martín. Así se llama el osezno recuperado en León. DL

A finales de la semana pasada comenzó a poder incorporarse sobre las extremidades posteriores, llegando a poder mantener el equilibrio en estación por cortos periodos de tiempo, hasta que finalmente ha conseguido caminar, correr y trepar, aunque con poca coordinación.

En los próximos días, y una vez realizadas nuevas pruebas diagnósticas complementarias, será trasladado a una instalación específica para osos pardos en el Centro de Recuperación de Fauna en Villaescusa, en colaboración con el Gobierno de Cantabria. El objetivo es poder realizar un seguimiento exhaustivo y que continúe su desarrollo de manera normal, en condiciones de mínima intervención humana. Si la evolución es favorable y el ejemplar es apto para su reintroducción al medio natural, se le trasladará a las instalaciones para la aclimatación de osos pardos que tiene la Junta de Castilla y León en la finca de Valsemana, en la provincia de León, en condiciones de semilibertad, siguiendo las experiencias de las oseznas Saba y Éndriga, que fueron reintroducidas con éxito tras su paso por estas instalaciones.

El osezno recuperado en León "evoluciona favorablemente tras diez días de cuidados...
Comentarios