jueves 27/1/22
Una situación cada vez más frecuente

Un oso se pasea por la zona de Lumajo y causa estragos a una explotación apícola

La propietaria de Miel El Cornón se ha visto afectada por la presencia de un plantígrado durante toda una semana
Estado en el que quedó la explotación apícola de Lumajo tras el ataque de un oso. DL

La visita de los osos es cada vez más frecuente en los pueblos de Laciana Una situación que año tras año se produce con la llegada de la primavera, pero que también se extiende durante todo el verano y que en algunas ocasiones conlleva dificultades, tal y como le ha pasado a María Teresa Álvarez, propietaria de Miel El Cornón, quien ha visto como durante una semana un plantígrado «grande y de color oscuro» se acercaba a las inmediaciones de su vivienda y a la planta de envasado que tiene en el pueblo lacianiego de Lumajo.

Según cuenta esta vecina durante varios días seguidos, el plantígrado ha visitado esta zona y, concretamente, un día «lo tuve que echar de las escaleras de mi vivienda», aseveró; a la vez que recuerda que no es el único percance vivido en esas jornadas.

De hecho, explica que al lado de su casa tienen un pequeño almacén donde se encuentra material apícola y en esta zona el oso «ha roto parte de las tejas que cubren el tejado de ese pequeño tendejón», destaca este empresaria. Además, el plantígrado también ha visitado la planta de envasado que Miel El Cornón tiene a las afueras del pueblo de Lumajo, en donde el animal ha destrozado material apícola, «en total ha supuesto más de 300 panales afectados», sentenció María Teresa Álvarez, aunque afirma que «en la planta de envasado tenemos todo bien cerrado con tela metálica, sin embargo el plantígrado pudo pasar».

Una situación que no le llega de sorpresa a María Teresa Álvarez ya que años anteriores han vivido cosas parecidas, y es que esta mujer lleva dedicada al mundo de la apicultura desde los años 80. «Todos los años tenemos percances con los osos, y lo ponemos en conocimiento de quien compete» matizó.

oso

Miembro de la Patrulla Oso Alto Sil realizando trabajos de colocación de un pastor eléctrico. DL

En esta ocasión los hechos se pusieron en conocimiento de la administración competente, la Junta de Castilla y León quien envió a la Patrulla Oso Alto Sil para hablar con esta vecina y ver in situ los daños ocasionados.

En este sentido, desde la administración autonómica explican que la vivienda se encuentra a las afueras del pueblo, concretamente se ubica a un kilómetro del pueblo de Villaseca, destacando que la propietaria de esta empresa de miel tenía instalado un primer pastor eléctrico en la planta de envasado, sin embargo, «el oso fue capaz de pasar por otra zona y esquivarlo». Por ello, decidieron tomar medidas de protección y como complemento a las ya tomadas anteriormente por esta vecina de Lumajo, «se ha colocado un segundo pastor eléctrico para evitar nuevos incidentes».

En la jornada del sábado, según detalla María Teresa Álvarez, el plantígrado ha estado visitando nuevamente la zona, aunque «no nos ha ocasionado más daños», a excepción de un cerezo que «lo dobló y lo rompió», añade, mientras continúan sus labores de retirada de material apícola más sensible de sus propiedades para evitar ser un atractivo para el plantígrado.

Un oso se pasea por la zona de Lumajo y causa estragos a una explotación apícola