lunes 1/3/21
Avistamientos

Los osos vuelven a campar a sus anchas por Maragatería tras años sin presencia

Varios apicultores de la zona han sufrido ataques en colmenas, el último este pasado domingo

Desde hace poco más de dos meses, la comarca de la Maragatería ha vuelto a contar con la presencia de unos ‘visitantes’ poco habituales en la zona. Han sido varios los vecinos, pero especialmente los apicultores maragatos, los que se han percatado de la presencia de osos en la zona, puesto que han sido víctimas de sus ataques en colmenares.

En toda la Maragatería, son más de una decena los ataques que han sufrido los apicultores en colmenas; el último de ellos este pasado domingo en Prada de la Sierra —localidad ya despoblada del municipio de Santa Colomba de Somoza— donde en los últimos 15 días han sufrido hasta tres ataques a colmenas.

De hecho, se cree que puedan estar disfrutando de las singularidades de la Maragatería alrededor de seis u ocho plantígrados. El primero de los ataques a colmenas de los que se tuvo constancia se produjo en la Labor de Rey —localidad también despoblada de Santa Colomba de Somoza— en el mes de noviembre. Desde entonces, y hasta la fecha, se ha vislumbrado su presencia a través de sus huellas, así como de forma física a través de una cámara de vigilancia, en estas dos localidades.

Más de uno

Han visto huellas desde hace dos meses en Labor de Rey, Prada de la Sierra, Filiel y Tabuyo del Monte

Asimismo, se tiene constancia de rastro de osos también en Filiel, así como, por ejemplo, también este pasado domingo en Tabuyo del Monte. Unas huellas en distintas localidades de la comarca maragata por lo que se estima la presencia de varios de estos mamíferos.

Las diferentes teorías que manejas los vecinos de la zona, es que la llegada de los osos se produzca desde el Bierzo, a través del valle del Tremor, en busca de nuevos territorios donde asentarse, de comida o porque osos más jóvenes se han ido de su hábitat porque en el momento del celo de las osas son pegados por los plantígrados más veteranos y huyen.

Una comarca de Maragatería —en la que algunos vecinos aseguran que no tienen constancia de su presencia desde hace más de 50 años— en las que estos osos se han encontrado ahora una zona inmejorable en la que habitar, además de por ser tranquila, por la gran variedad de alimentos que se pueden encontrar (castaños, cerezos, uvas, arándanos, bellotas,...), además de las colmenas que han atacado para alimentarse.

Por el momento, son varios los ataques que han sufrido los apicultores, que ya han tomado cartas en el asunto colocando pastores eléctricos. No obstante, por el momento no se han lamentado ataques de oso en ganaderías.

Los osos vuelven a campar a sus anchas por Maragatería tras años sin presencia
Comentarios