viernes 20/5/22

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, la directora provincial de Educación, Mercedes Fernández, y otros cargos del ramo recibieron ayer en Valladolid a la presidenta de la Ampa del CRA de Riaño, Cristina Sandra Hernández, y al representante del Consejo Escolar, Alberto Sierra, para tratar sobre la necesidad de implantar un CEO en Riaño.

En el transcurso de la reunión los representantes del centro leonés entregaron un dossier en el que se detalla ampliamente las especiales características de la montaña de Riaño. La documentación se justifica la necesidad de que en el CRA de Riaño se ponga en marcha un Centro de Educación Obligatoria (CEO). Esta documentación recoge la petición realizada por los ayuntamientos de Riaño, Acebedo, Burón, Boca de Huergano, Posada de Valdeón y Maraña. Además se informa de las circunstancias especiales por la situación geográfica y climatológica que sufre esta montaña.

A dicha reunión también asistió el alcalde Javier Presa, el cual también manifestó su inquietud por el futuro de la educación en la montaña. «Lo que estamos pidiendo a la Junta es un esfuerzo».

El presupuesto

El consejero pidió tranquilidad y confianza a sus interlocutores, indicándoles que tenían cuatro años para estudiar excepciones como el caso de Riaño. Señaló que no la solución no pasa necesariamente por un CEO, que podría denominarse de otra manera, ya que la actual legislación contempla un mínimo de alumnos que no posee el CRA de Riaño. También les informó sobre la difícil situación económica a nivel presupuestario para la puesta en marcha de un CEO en la zona.

El representante del Consejo Escolar, Alberto Sierra, hizo especial hincapié en la incertidumbre que sufren los padres, señalando al Consejero que «algo tan importante como la educación de los niños de Riaño no puede estar supeditada a una legislación que no contempla las diversas características de los territorios en Castilla y León». Así mismo, manifestó que es imposible fijar población en el medio rural si se recortan servicios tan imprescindibles como son la educación y la sanidad.

Por su parte la presidenta de la Ampa, Cristina Sandra Hernández, incidió en los mismos puntos y transmitió al consejero que las familias no quieren dejar su pueblo, como han tenido que hacer otros muchos que se han trasladado a residir a núcleos de población más grandes para que sus hijos puedan tener acceso a la educación.

Padres y alcaldes instan a Mateos a abrir un CEO pese a no cumplir la ratio