lunes 24/1/22
Homenaje a los caídos

Paraguayos, españoles y ahora y siempre maragatos

Turienzo de los Caballeros recuerda a los soldados paraguayos del Batallón de Buenos Aires que en 1809 dieron la vida por la independencia de España
                      marciano pérez
marciano pérez

Con toda la solemnidad y los honores que se merecen las grandes gestas Turienzo de los Caballeros rindió ayer un merecido homenaje a los soldados paraguayos del llamado Batallón de Buenos Aires, que el 2 de enero de 1809 libraron en tierras maragatas en las filas del ejercito español una cruda batalla contra los soldados napoleónicos en la Guerra de Independencia.

Para recibir este reconocimiento, el embajador de Paraguay, Ricardo Scavone Yegros, acompañado por una comitiva de su país, visitó a primera hora el Ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza, donde firmó en el libro de honor y descubrió una placa con su nombre, para más tarde desplazarse a Turienzo de los Caballeros a presenciar el acto militar organizado para honrar a sus compatriotas.

El alcalde de Santa Colomba de Somoza, José Miguel Nieto, actuó de perfecto anfitrión con unas emotivas palabras a aquellos soldados que defendieron España en la Guerra de la Independencia «como unos españoles más», palabras a las que se unió, el general del Maca, Vicente Torres, que puso en valor la proeza de estos hombres por «frenar a la caballería francesa».

Por su parte, el embajador de Paraguay agradeció emocionado el homenaje y todos los estudios históricos que hay detrás de este acto, y de los que espera que «nos ayuden a llegar a conocer el nombre de estos hombres».

Tras los discursos se procedió a descubrir una placa para recordar a los soldados paraguayos y su participación y defensa de España y se colocó una corona conmemorativa, por parte de las autoridades presentes, acto que fue acompañado por la banda de música de Astorga.

Después se inició el acto militar, un estricto homenaje a los caídos, donde no faltó el desfile de los Voluntarios de León que recrearon al histórico ejército español, los disparos al aire, los himnos de los dos países implicados y la interpretación de la Muerte no es final a cargo del Ralca 63 de Astorga.

Los vecinos disfrutaron de todo el homenaje pero en especial de la demostración de bailes de Paraguay con los que se coronó la jornada.

Paraguayos, españoles y ahora y siempre maragatos