viernes 4/12/20
Riello

Paran el traslado de residentes al dar positivo el fisioterapeuta del geriátrico

La empresa plantea un Erte para las 12 trabajadoras mientras dure la obra
Aspecto del pasillo de la residencia de Riello tras el derrumbe del falso techo. DL
Aspecto del pasillo de la residencia de Riello tras el derrumbe del falso techo. DL

El traslado de residentes del geriátrico de Riello a otros centros de mayores, tras el desprendimientos del falso techo en el pasillo hace quince días, se paralizó el fin de semana tras conocerse que un trabajador externo que estuvo el jueves en la residencia dio positivo por coronavirus.

Según ha confirmado este periódico con la dirección de la residencia, cuando se conoció el positivo del fisioterapeuta ya habían sido trasladadas a Rioseco de Tapia tres personas mayores, otras cinco a Valladolid y una a Castrocalbón a centros gestionados por la misma empresa, Senior Servicios Integrales, del grupo Clece.

Tanto los residentes que permanecen en Riello, un total de 16, como las trasladadas a los otros geriátricos se encuentran aislados en sus habitaciones a la espera de que los equipos covid acudan hoy a realizar las PCR, que se harán a residentes y a trabajadoras.

Según la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, las PCR realizadas en otro geriátrico, en el que presta servicios el mismo terapeuta y estuvo días anteriores a Riello, dieron negativo en un cribado rutinario el sábado, que se les repitió hoy por el protocolo de floración del virus (hay que esperar 3-4 días antes de realizar la prueba desde el contacto con el positivo).

Malestar
Las familias lamentan la información precipitada del traslado y la falta de soluciones más cercanas

Una parte de las personas mayores atendidas en la residencia de Riello sufrieron el coronavirus en la primera ola y han generado anticuerpos, aunque cada quince días la empresa sigue haciendo PCR a residentes y a trabajadoras para evitar casos nuevos y posibles reinfecciones.

En función de los resultados de estas pruebas se volverán a organizar los traslados de residentes para acometer la obra de reforma del techo y aislamientos en las paredes para solucionar el problema de las humedades que sufre el edificio, de planta baja y unos veinte años de antigüedad. La obra está presupuestada en 42.700 euros, IVA incluido, y a la espera de ser contratada. A partir de entonces se estima que en un mes podrá estar solucionado el problema El Ayuntamiento de Riello, que dirige el popular Manuel Rodríguez, ha pedido ayuda a la Junta de Castilla y León para sufragar este gasto extraordinario.

El arquitecto Rogelio Geijo, encargado del proyecto, explicó a este periódico que se sustituirá la totalidad del techo —unos 500 metros cuadrados— para evitar nuevos desprendimientos. Achacó lo sucedido a unas bovedillas defectuosas de la época del boom de la construcción que han generado desplomes de falsos techos en otros edificios de la provincia. Según explicó el técnico, hace dos años se produjo otro desprendimiento en la sala de descanso de la residencia de Riello. «Pensamos que era un problema puntual y se hizo la reforma en la zona», explica. El desplome afecta a dos metros cuadrados del techo de un pasillo, pero el arquitecto y el ayuntamiento han valorado como medida «más segura» sustituir la totalidad del falso techo. El desprendimiento se produjo poco después de que los residentes usaran el pasillo para el desayuno. «Si hubiera ocurrido minutos antes habríamos tenido una desgracia», lamentaron algunas trabajadoras.

Para no transitar por la zona, los residentes han estado transitando a la zona del comedor saliendo previamente al exterior para entrar por otra puerta. El traslado de los residentes a centros fuera de la comarca e incluso de la provincia fue autorizado por la Gerencia de Servicios Sociales que, aparte de tener la competencia en residencias de mayores, cuenta con seis plazas concertadas en el geriátrico de Riello.

Las familias han mostrado su malestar por haber recibido la información del traslado «de forma precipitada» y por el «desconcierto que supone no saber por cuánto tiempo ni en qué condiciones se les traslada», se quejó una familiar.

Asimismo, lamentan que no se haya buscado recursos residenciales en la provincia, máxime cuando el grupo Clece tiene residencias incluso en la capital. El alcalde rebatió que se llegó a estudiar la posibilidad de usar el hotel Pandorado, actualmente cerrado, pero se descartó porque carece de ascensor y duchas accesibles. «Van a residencias muy buenas», recalcó.

situación laboral

En cuanto a las 12 trabajadoras de la residencia, fuentes sindicales indicaron que la empresa ha planteado un expediente temporal de regulación de empleo (Erte) mientras dure la obra y las personas mayores puedan ser trasladadas en condiciones de seguridad a Riello. La empresa no ha respondido a este respecto.

Paran el traslado de residentes al dar positivo el fisioterapeuta del geriátrico