sábado. 02.07.2022

Aunque todavía falta por licitar gran parte del proyecto, la satisfacción por parte de la Comunidad de Regantes del canal Alto de Villares era ayer mayúscula, tras conocer la licitación. «Solo habrá agricultura donde haya modernización», sentenciaba ayer su presidente César Pan, que espera que en los próximos días se licite también la parte correspondiente a Seiasa. Y es que la modernización de regadíos en las vegas del Órbigo y el Tuerto podrían triplicar la superficie de patata destinada a la industria, según se contempla en el estudio socioeconómico y agroindustrial de la Comunidad de Regantes del Canal Alto de Villares, en las 2.253 hectáreas de regadío que domina en los municipios de San Cristóbal de la Polantera, Santa María de la Isla, Soto de la Vega, Villarejo de Órbigo y Villares de Órbigo. La patata —insiste el estudio— es uno de los cultivos de mayor rendimiento agrario en estas comarcas, y que está respaldada por cooperativa Prodeleco, ubicadas en Riego de la Vega, con 9.500 metros cuadrados para la conservación.

La patata, el principal cultivo en la zona, podría triplicar su superficie
Comentarios