domingo 22/5/22
Santa Colomba de Somoza

Esa película que no queremos ver

Un total de 430 profesionales de cinco países escenifican estos días en Santa Colomba de Somoza el simulacro de un gran incendio de tres mil hectáreas con todo el realismo y detalle con el que afrontarían uno de verdad
                      Rueda de prensa, también ficticia, para informar sobre la evolución del incendio. FERNANDO OTERO
Rueda de prensa, también ficticia, para informar sobre la evolución del incendio. FERNANDO OTERO

Santa Colomba de Somoza es estos días un gran plató en el que se escenifica una de esas tragedias que por desgracia vemos todos los años en la televisión, un gran incendio forestal.

Sobre las ‘tablas’ 430 profesionales forestales procedentes de cinco países europeos —España, Francia, Portugal, Grecia e Italia— representan desde el martes y hasta hoy el simulacro de un incendio de unas tres mil hectáreas, que afecta a cuatro municipios de la zona de maragatería, y para el que se ha requerido la ayuda internacional. «Lo que buscamos es ser más operativos y más eficaces, y sobre todo mejorar la coordinación con otros países y crear vínculos con ellos», explica la jefa del servicios de incendios del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), Ángela Iglesias, que se encuentra al pie del cañón del improvisado centro de mandos instalado en el camping municipal.

                      El ejercito portugués con sus tiendas de campaña. OTERO
Rueda de prensa, también ficticia, para informar sobre la evolución del incendio. FERNANDO OTERO

Este ejercicio sin precedentes realizado, bautizado como Modex León 2022, y que está financiado por la UE y organizado por el Miteco y la Junta de Castilla y León, está sirviendo además como punto de intercambio de conocimientos entre todos los países. «Los griegos son muy operativos, los franceses muy tecnológicos, en cambio en España destacamos por nuestra coordinación aérea y por técnicas como el contra fuego, apagar fuego con fuego, algo que en otros países no han visto nunca», explica Iglesias.

Objetivo

El ejercicio busca ganar efectividad, intercambiar conocimientos y crear vínculos con otros países

Lo que para la jefa de Incendios del Gobierno está claro es que «la única manera de vencer estas grandes tragedias ambientales es poniendo en valor el monte, ya que si el medio rural está vivo no se producen incendios».

El campamento instalado en una explanada en pleno Santa Colomba es un crisol de culturas y procedencias. «Todo el mundo es autónomo aquí, cada país trae sus tiendas, su comida, sus duchas, sus WC...los portugueses han traído hasta un horno donde han preparado para todos pasteles de Belén», explica una de las organizadoras, que apunta a que muchos países han traído todo su material para este simulacro en barcos. «Todos saben que cuando vienes a un país ayudar no pueden crear un problema y menos logístico», explica.

                      Un herido trasladado por un equipo francés. FERNANDO OTERO
Momento en el que un helicóptero de la Junta recoge a unos brigadistas en un relevo. FERNANDO OTERO

Nada más entrar en el campamento, los responsables de todos los países improvisaban una rueda de prensa con periodistas, que en realidad eran actores. Y es que nada se deja al azar. Ayer por la mañana realizaron la evacuación de Valdemanzadas, también con actores para no perturbar a los pocos vecinos de esta localidad. También desalojaron una ganadería, con vacas de verdad. Hasta está la típica cotilla que hay en todos los pueblos y se cuela entre el operativo para ver que pasa ha tenido su papel, o el concejal de turno que viene a pedir explicaciones. Ayer, una vez montado el campamento e les informó a los participantes que había un artefacto explosivo —no en vano están cerca de un campo de tiro— por lo que los que tuvieron que desplegar las tiendas y avisar a los artificieros. Fuera, en el campo, en el fragor del supuesto incendio, ya que no se emplea fuego real, se realizan todo tipo de prácticas de extinción acompañados por un gran despliegue de medios aéreos y drones, y en donde ayer se registró un herido —siempre fingido— al que hubo que evacuar en ambulancia. Es como una película en tiempo real, pero de esas que este año no queremos ver reflejadas en el telediario.

                      La jefa de Incendios del Miteco supervisa las operaciones. OTERO
La jefa de Incendios del Miteco supervisa las operaciones. OTERO

Esa película que no queremos ver