lunes 23/5/22

Perandones defiende que el caso de Jáñez no afecta al gobierno municipal

Un testigo que identificó como conductor al edil de IU declara que saltó para no ser atropellado
                      El teniente de alcalde, José María Jáñez, en el centro junto a otros ediles en el Pleno de investidura. JESÚS
El teniente de alcalde, José María Jáñez, en el centro junto a otros ediles en el Pleno de investidura. JESÚS

El alcalde de Astorga, Juan José Alonso Perandones, aseveró tras el Pleno ordinario del pasado jueves que no se ha demostrado que la persona que conducía el vehículo que protagonizó el accidente con fuga en la madrugada del pasado 12 de diciembre en la calle de Mártires de Somiedo de Astorga fuera miembro de la corporación municipal, en referencia a su socio de gobierno y teniente de alcalde, el concejal de IU José María Jáñez, por lo que, a su juicio, este caso no afecta al gobierno municipal. El regidor, que defendió la actuación de la Policía Local en este siniestro, ha acusado al grupo municipal del PP de difundir informaciones sobre el suceso por lo que podría haber vulnerado el derecho a la protección de datos, según han informado los medios astorganos.

En una comparecencia pública, Perandones asegura que la tramitación del accidente se ha realizado como la de cualquier otro ciudadano y que no ha habido ninguna irregularidad.

El alcalde no se ha referido a la identificación que al menos dos testigos han realizado en declaración jurada ante la Policía Nacional identificando a Jáñez como conductor del vehículo siniestrado. De hecho, uno de estos testigos relata que tuvo que saltar a la acera junto a su acompañante para evitar ser atropellados por el coche cuando huía del lugar donde se había producido el accidente. Fue en ese momento cuando el viandante asegura haber observado la cara del conductor, a quien describe como un varón con las características físicas similares a las del teniente de alcalde. En su relato, el declarante asegura que el conductor iba solo en el vehículo y que en ese momento no reconoció de quién se trataba, aunque al día siguiente, tras ver una fotografía de José María Jáñez, sí le identificó. Además, en dicha declaración jurada el testigo detalla que en el lugar del accidente quedó tirado el tubo de escape del coche, así como restos del faro y del neumático, daños que coinciden con los del vehículo que los agentes de la Policía Local encontraron aparcado bajo la vivienda del edil de IU, una hora después del accidente.

Poco antes de que el alcalde realizara estas manifestaciones en defensa de Jañez, los concejales de los grupos municipales de PP y UPL decidieron abandonar el salón de plenos antes de comenzar el minuto de silencio que se guarda por las víctimas de la violencia de género. Este gesto de protesta se llevó a cabo para denunciar que «este Pleno podría ser cómplice (por omisión) de un acto machista y cobarde» al considerar que «un miembro de este equipo de gobierno habría inducido a su pareja para que esta se autoinculpe de los hechos cometidos por él y, en su lugar, pague las consecuencias», según señalan en un manifiesto. PP y UPL aclaran que «siempre hemos apoyado y defendido los derechos de las mujeres y rechazado cualquier tipo de abuso» y en este contexto enmarcan su repulsa, que se dirige también contra «el silencio y la complicidad de quienes lo permiten».

Perandones defiende que el caso de Jáñez no afecta al gobierno municipal
Comentarios