sábado 26/9/20

Pese al aumento de personal, el sector se queja de las pocas mejoras en sus condiciones

Sala de control de la base de Rabanal del Camino. JESÚS F. SALVADORES
Sala de control de la base de Rabanal del Camino. JESÚS F. SALVADORES

Las brigadas antincendios llevan años quejándose de las condiciones laborales que tienen y las diferencias en cuanto al trato, ventajas y salarios respecto a otro personal como son las BRIF que realizan el mismo trabajo. «Las condiciones de trabajos son las mismas, pero ellos son unos ‘superdotados’ que tienen ventajas que no tenemos», declaró el agente medioambiental de la base de Rabanal.

La BRIF de Tabuyo, que pertenece al Ministerio, realizó varias protestas en años anteriores pidiendo unas condiciones laborales mejores, las cuales consiguieron mediante un nuevo convenio con la empresa nacional Tragsa, quienes ofertan trabajo para el Proceso de reclutamiento y selección de personal para el Dispositivo de Incendios.

«Es injusto que siempre que pidieran apoyo, porque después ellos solo querían su mejora y no ayudaron a nadie más», comentó el agente medioambiental.

Aunque haya aumentado la cantidad de contratación sigue habiendo un grave problema y son los ‘contratos express’. «Contratan a la gente por cuatro meses de verano, no ven que hay que invertir dinero en el monte, que trabaje 9-10 meses para tener buenas condiciones todo el año», expuso el agente. Al acabar la temporada de extinción de verano solo 5 personas se quedan el resto de los meses para realizar las labores de prevención y sofocar los fuegos que se originen. La mayoría de los peones no están sindicatos, son estudiantes que quieren ganar dinero en verano y tampoco tienen gran interés en involucrarse.

Otro factor que dificulta la lucha por la mejor de condiciones es que mientras que las BRIF están contratadas por una única empresa nacional, las brigadas pertenecientes a la junta están nutridas por personal que pertenece a diferentes empresas. «Es muy difícil llegar a un acuerdo y diseñar un convenio cuando cada persona viene de una empresa diferente».

La falta de reconocimiento también ha dado lugar a crispaciones dentro del gremio entre la BRIF y las Brigadas de la Junta de Castilla y León. Desde la base de Rabanal del Camino alegan que ellos son tan válidos como cualquier otro cuerpo de acción contra incendios pero que siempre «se llevan las medallas los mismos».

Pese al aumento de personal, el sector se queja de las pocas mejoras en sus condiciones