sábado 27/11/21
                      Embarcaciones a motor en el pantano de Riaño. MARCIANO PÉREZ
Embarcaciones a motor en el pantano de Riaño. MARCIANO PÉREZ

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) plantea prohibir la navegación de vehículos con motor de combustión a partir del 1 de enero de 2027 en los embalses de Riaño y Barrios de Luna. La medida, incluida en el borrador del Plan Hidrológico 2023-2027, se justifica en que la actividad de navegación debe ser «sostenible y compatible con la seguridad de las personas así como con los objetivos ambientales» establecidos en la normativa, que actualmente se encuentra en proceso de información pública hasta el próximo 31 de diciembre.

El organismo regulador de la cuenca recuerda que la navegación y el transporte acuático en los embalses ocupa el octavo lugar en el orden de preferencia de los usos del agua, de una lista que pone siembre por delante el abastecimiento de población, Tras el, se sitúan los usos industriales siempre que el consumo neto no supere el 5% de la demanda total para regadíos; los regadíos y usos ganaderos, los usos industriales para producción de energía eléctrica, la acuicultura y los usos recreativos. Todo ello teniendo en cuenta «las exigencias para la protección y conservación del recurso y de su entorno».

Usos del agua

La Confederación prioriza el abastecimiento de la población, el uso industrial y para regadío

Al contrario de lo que se propone con los embalses leoneses, la prohibición que plantea CHD entrará en vigor con la aprobación del Plan Hidrológico para otros pantanos de la cuenca, como Camporredondo, Cernadilla, Compuerto o Irueña, en los que no se podrá navegar a partir de 2023. De esta prohbición quedan exceptuados las actividades de salvamento o vigilancia, militares, estudios técnicos o científicos.

Precisamente ayer, la Unión del Pueblo Leonés (UPL) reclamó al organismo regulador «que dé marcha atrás en su proyecto de prohibir la navegación en los embalses».

Los leonesistas instan a la Confederación del Duero a que modifique el artículo 35 del anteproyecto en el que se recoge esta prohibición, según señala la UPL en un comunicado en el que aseguran que se trata de «un despropósito».

Motor económico

Los leonesistas creen que la medida que plantea el organismo en el PHD «es un despropósito»

«Es difícil de entender que se pretenda arrebatar el motor económico que supone para el turismo de algunas comarcas un recurso como la navegación fluvial», agregan los leonesista, quienes recuerdan que se trata de un atractivo turístico que, según recuerdan, posee una gran importancia en diversos municipios de la región leonesa como Riaño, Vilvestre, Aldeadávila, La Fregeneda o Galende.

Por ello, UPL anuncia que presentará alegaciones al Plan de la CHD, con el objetivo de que se siga permitiendo la navegación en los ríos y lagos de la Región Leonesa con motores de combustión, al considerar que «dicha prohibición supondría un golpe durísimo a los viajes en barco que se realizan en embalses como Riaño, Saucelle o Aldeadávila, o en el lago de Sanabria, entre otros».

El PHD prevé cerrar los embalses a la navegación a motor a partir de 2027