domingo 26.01.2020
NATURALEZA Y MEDIO AMBIENTE

El plan director de la Red Natura cataloga 31 espacios de protección especial en León

Picos de Europa es el mayor espacio protegido de la comunidad, con 101.000 hectáreas
El plan director de la Red Natura cataloga 31 espacios de protección especial en León

León cuenta con 17 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y con 14 Zonas de Especial Protección para las Aves (Zepas), integradas en la Red Natura 2000, el sistema de protección más importante de la Unión Europea. Así lo recoge el Plan Director para la Implantación y Gestión de la Red Natura 2000 en Castilla y León, aprobado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y que sentará las bases para la protección de los hábitats naturales y la flora y fauna silvestre. Las LIC y Zepa designadas han de ser declaradas Zonas Especiales de Conservación (ZEC).

Según la Directiva Hábitats, la red «debe garantizar el mantenimiento o el restablecimiento en un estado de conservación favorable de las especies y de los hábitats naturales de interés comunitario, así como de los hábitats de las especies en su área de distribución natural». Son los estados los que deben fijar las medidas de conservación necesarias que respondan a las exigencias ecológicas de las especies y los hábitats naturales, «tomando también en consideración las exigencias económicas, sociales y culturales, así como las particularidades regionales y locales de la población».

Castilla y León es la segunda comunidad autónoma de España con mayor superficie incluida en la red y una de las regiones con más superficie Red Natura 2000 de la Unión Europea. Según figura en el Plan Director, en sus territorios protegidos figuran setenta y cuatro especies prioritarias de aves (sin contar las ciento cuarenta y seis especies de aves migradoras de presencia regular), sesenta y siete hábitats y ciento diecinueve especies de interés comunitario que, en conjunto, suponen un total de doscientos sesenta valores Red Natura 2000 protegidos.

En León, gran parte de las áreas Zepa y LIC están superpuestas, es decir, son territorios que cuentan con la doble designación. En concreto, se trata de Picos de Europa (el parque regional y el nacional), el Alto Sil, la sierra de los Ancares y el valle de San Emiliano. De los espacios recogidos en el Plan Director, el parque regional de Picos de Europa es el territorio protegido más amplio de la comunidad, con 101.000 hectáreas, y la extensión media de estas zonas se sitúa en las 23.400 hectáreas en el caso de los LIC, y de 28.400 para las Zepa.

El Plan Director se enmarca en la necesidad de desarrollar nuevas herramientas de planificación y gestión, «más eficaces tanto desde el punto de vista de la conservación de los valores de la red como de la participación pública, pues la implicación ciudadana es imprescindible para la conservación del patrimonio natural» Así, la Junta propone una estructura de planificación «en cascada», lo que permitirá que se desarrollen diferentes instrumentos de planificación que abarcarán distintos enfoques y escalas. El Plan Director aprobado se sitúa en el primer nivel, así como los planes básicos que permitirán la declaración de las ZEC. Con ellos se posibilitará una «gestión básica» para la conservación de los territorios protegidos.

En el segundo nivel, que permite el desarrollo de diferentes instrumentos de planificación operativa entre los que destacan los planes de gestión, que se encuentran pendientes de aprobación, «así como otros instrumentos de carácter transversal más adaptados a la realidad de la región y a la organización territorial y funcional de la administración regional».

El plan recoge directrices para una gestión activa y una gestión preventiva, esta última destinada a evitar el deterioro de los espacios protegidos. También aborda los aspectos financieros, que recaen en las comunidades autónomas y que apuestan por la cofinanciación europea cuando la concentración de espacios suponga una carga excesiva para el Estado.

El Plan Director también incluye el grado de protección de las especies de flora y fauna presente en estos territorios protegidos, la realización de convenios específicos de investigación y dedica un capítulo a la participación social en la Red Natura 2000 y a la educación ambiental, con el fin de involucrar a la ciudadanía en la protección de la biodiversidad.

El plan director de la Red Natura cataloga 31 espacios de protección especial en León