domingo. 04.12.2022
Sanidad

El plan de la Junta golpeará con dureza a León, que perderá 509 consultorios médicos de los 741 que tiene

La provincia es la que más centros pierde de toda la Comunidad, con casi 200 más que la siguiente, Soria. La orografía de León hace especialmente peligroso el plan de la consejera Casado
_ES_8851_20385512_med
León es la provincia más perjudicada de la Comunidad. JESÚS F. SALVADORES

El procurador del PSOE y coordinador de Sanidad del Grupo Socialista en las Cortes, Diego Moreno, advirtió hoy de que la aplicación del plan de la sanidad rural anunciado por la Junta supondría en la Comunidad el cierre “en diferido” y mediante “un goteo” en los próximos años de un total de 2.125 consultorios locales en localidades de menos de 200 habitantes, es decir, un 58 por ciento del total de consultorios, que asciende a 3.667 en la actualidad.

Según estas estimaciones de los socialistas, la provincia más castigada serían las de Soria (92,1 por ciento con el cierre de 315 consultorios) y Palencia, con la clausura del 83,8 por ciento de los centros (un total de 249). Le seguirían León, donde se cerraría el 68,8 por ciento de los consultorios (509); Zamora, con un 64,2 por ciento de cierres (266 consultorios); Valladolid, con un 48,5 por ciento (110 consultorios); Ávila, con un 46,3 por ciento (154 centros); Salamanca, con un 43,5 por ciento (178 centros); Segovia, con un 39,3 por ciento (118 consultorios) y, por último, Burgos, con un 37,2 por ciento (226 consultorios).

Con estas estimaciones, en la provincia de Soria apenas quedarían abiertos 27 consultorios en todo el territorio provincial y 48 en la de Palencia. El número de consultorios habilitados se limitaría a 117 en Valladolid; 148 en Zamora; 178 en Ávila; 182 en Segovia; 231 en las provincias de León y Salamanca; y 380 en Burgos.

Diego Moreno aclaró que se trata de “una estimación” atendiendo al cálculo de que desaparecerán todos los consultorios localizados en aquellas localidades de una población inferior a 200 personas, aunque auguró que incluso el número podría ser mayor porque “el documento no es concreto”, declaró.

El procurador socialista lamentó que el documento haya visto la luz “sin diálogo y sin consenso” porque “los únicos” que se han adscrito al documento han ido “los partidos de la derecha”, por lo que estimó que esta propuesta esconde “un recorte salvaje en términos económicos y prestación de servicios”, ya que pretende “funcionar” con un 40 por ciento de médicos menos, que es la cifra de profesionales que se estima que se jubilarán en los próximos años. “No hay intención de reponer esas plantillas”, denunció Moreno.

El plan obligará a muchos ciudadanos a tener que recorrer una distancia de “hasta 30 minutos en coche” para llegar al consultorio, teniendo en cuenta la enfermedad o la edad de muchos de los demandantes de este servicio de Atención Primaria en los pueblos. “Es un modelo que es un aliciente para la despoblación” y que “ahonda” en esa problemática ya que supone para la población rural “la pérdida de un servicio tan esencial”, dijo. “Han mezclado medias verdades para hacer una gran mentira”, incidió Moreno, quien tachó de “inaceptable” el cierre de consultorios médicos.

Ante esta situación, el procurador socialista garantizó que el PSCyL defenderá estos consultorios en el medio rural “por encima de todo”, y para ello pedirán a la Junta la retirada de ese documento y la recuperación de la senda del diálogo. Esto se hará mediante la presentación de una batería de propuestas para que el Ejecutivo autonómico “de marcha atrás”.

La también procuradora socialista y portavoz de Sanidad, Inmaculada García, consideró “evidente” que el modelo sanitario de la Junta provocará “el cierre de los consultorios locales”, una medida que aplicará el Gobierno autonómico porque “no cree en le medio rural y creen que invertir allí es un derroche”, lo que está “dejando morir la sanidad rural” desde hace “muchos años”.

A juicio de García, quienes han elaborado este documento “no conocen el mundo rural o no les interesa” porque es una propuesta que carece de memoria económica y de presupuesto. “Es un recorte más de la atención sanitaria” que hará incrementar la “brecha” existente entre el mundo rural y las ciudades, de forma que Castilla y León “continuará con su proceso de despoblación”, añadió. “Da la sensación de que es una apuesta más para que todo el mundo abandone los pueblos y tengan que ir a vivir a Parquesol”, sentenció.

Sobre su ausencia del PSCyL en las reuniones en materia sanitaria, Moreno apostilló que no se asiste “al pacto de las derechas” porque “pretendía reducir la sanidad”, mientras que los socialistas apuestan por el diálogo con los agentes sociales y por el consenso con las fuerzas políticas. En este sentido, pidió que cualquier plan esté dotado de inversión y también de una memoria económica. “Hemos hecho miles de propuestas en materia sanitaria”, apostilló García, quien se refirió a la posibilidad de elaborar un equipo de trabajo con todos los implicados para una reforma de la Atención Primaria “pero no quisieron”, lamentó García, quien pidió “un debate público” sobre esta materia.  

 

El plan de la Junta golpeará con dureza a León, que perderá 509 consultorios médicos de...
Comentarios