martes. 31.01.2023
UNA LÍNEA RECORTADA

Un plan de prejubilaciones en Feve mermará todavía más la plantilla

La falta de maquinistas obligó ayer a trasladar por carretera a los viajeros de seis trenes

Una nueva reducción del empleo afectará a la plantilla de Renfe afectará a la ya corta plantilla de la Red de Ancho Métrico (RAM), la antigua Feve. La empresa quiere suprimir un total de 500 plazas, para lo cual abrirá una línea de prejubilaciones voluntarias. Los trabajadores interesados en las condiciones tienen que manifestar su interés de entrar en el proceso y, posteriormente, se les informará si cumplen o no los requisitos.

Por el momento se desconoce cuántos empleados podrían optar a las bajas voluntarias, y tan sólo se ha comunicado la voluntad de Renfe de presentar un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) para este año.

En León, en la vía estrecha, el Sindicato Ferroviario subrayaba ayer la precariedad de la plantilla con un ejemplo: «El mantemiento de la línea hasta Guardo la llevan a cabo seis operarios, de los que tres tienen 64 años y no existe en la oferta de empleo público una sola plaza para León en Adif o Renfe», manifestó Amador Hernández. «Lo de Feve es la crónica de una muerte anunciada, pero cuando se organiza un entierro hay que hacerlo con dignidad. Nos pegamos por traer maquinistas y ahora no hay quien eche gasoil», añadió.

Ayer, volvieron a suprimirse servicios. En concreto, seis trenes de la línea Cistierna-León-Cistierna dejaron de circular por falta de maquinistas. Ninguna de las unidades afectadas anuló su recorrido por la falta de personal para repostar combustible como sucedió el lunes. Con respecto a este hecho, el gabinete de prensa de Renfe aseguró ayer que la falta de repostaje solo afectó a dos unidades: los trenes 71486 y 71489 por problemas de repostaje de gasoil al no disponer en este horario personal para esta labor. «El repostaje se realiza con personal contratado de 20.00 a 23.00 horas diariamente en la estación de Cistierna. Todos los trenes repostan un día sí y otro no. El problema de disponibilidad del parque —personal de maniobras y apartado de material— originó que no repostasen algunos de estos trenes, al quedar inmovilizados por la mañana», informó la compañía frente a la información que ofrecía este periódico sobre la falta de personal para suministrar combustible a un total de diez convoyes. La empresa reconoce que la supresión de servicios y su sustitución por autobuses de por falta de personal. En concreto, por la «falta de maquinistas como consecuencia de las jubilaciones y de que no se han incorporado los nuevos».

Renfe recuerda que los maquinistas que han terminado los cursos y las prácticas y están habilitados «se debería incorporar a partir de enero». Según el gabinete de prensa de Renfe, con el personal que ha terminado el curso de maquinista y con las incorporaciones que se realizarán a partir de enero «el problema debería de quedar prácticamente resuelto».

Un plan de prejubilaciones en Feve mermará todavía más la plantilla
Comentarios