sábado 28/5/22

El colectivo León Ruge y otras siete plataformas contra la implantación de renovables de forma masiva en la provincia de León pidieron ayer la dimisión de la vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, por las «medidas de agilización de los procedimientos relativos a proyectos de energías renovables» que el ministerio ha incluido en el «Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania».

Según denuncian en una carta dirigida a Ribera, con la excusa de la guerra, el Gobierno «ha aprovechado nuevamente para desplegar una enorme alfombra roja a las empresas eléctricas, limitando la capacidad de respuesta y de defensa a los habitantes de los territorios que estamos amenazados por otra guerra, una que no se cobra vidas pero provoca desplazamientos forzosos y mutila el futuro de nuestras comarcas».

A su juicio, se trata de aplicar «procedimientos simplificados para las empresas, sustitución de las evaluaciones de impacto ambiental por informes de determinación de afecciones ambientales mucho más sencillos, reducción y limitación de plazos para la respuesta social y beneficios retroactivos para proyectos que están en tramitación».

Los colectivos reprochan a la ministra «la política que ustedes practican, aquella tan diferente de sus promesas a sus hechos, aquella que prioriza a las grandes empresas frente a los pequeños pueblos» y añaden que «presumen de escuchar a la sociedad, pero comprobamos una vez más que quien gobierna no es quien manda».

La carta está firmada por León Ruge, la Plataforma por el futuro de la Montaña Central Leonesa, Luna Verde, Plataforma Ciudadana en Defensa de la Sobarriba, La Cepedia Viva, Alta Valduerna Natural y Sostenible, la Plataforma en Defensa de la Cordillera Cantábrica y Valderrey Pueblo Unido.

Ocho plataformas civiles piden la dimisión de Ribera por dar alas a las renovables
Comentarios