sábado. 26.11.2022

A pesar de poner sobre la mesa los devastadores datos de la despoblación en León, que arrojan en este último año una pérdida de 4.733 habitantes, pasando de los 456.439 de 2020, a los 451.706 de 2021, el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, invitó ayer, en la ponencia del clausura del congreso, a empezar a hablar en positivo. «Hay una serie de hechos que acompañan a estos primeros resultados en la lucha contra la despoblación en una provincia que es la más afectada de una comunidad que es a su vez también de las que más población pierde y en un país, España, que es uno de los más longevos del mundo».

Morán se agarra a un cambio de tendencia observado desde la pandemia que «debemos aprovechar», y que se refiere a que los pueblos han atraído población en estos dos últimos años, ya que de los 200 municipios de León menores de 5.000 habitantes, 139 presentarían un saldo por variaciones residenciales positivo durante el periodo 2018-2021, 60 negativo y uno nulo. «Esto ya no es solo un espejismo de la pandemia, es un cambio de tendencia que tenemos que saber aprovechar», dijo Morán que instó a todos a dotar ahora más que nunca de servicios las zonas rurales para que esta tendencia se mantenga y se compense el saldo vegetativo negativo. «Y ahí es donde entra nuestro trabajo», afirma.

«El medio rural, nuestro medio rural, tiene todo el derecho del mundo a ofrecer sino los mismos servicios, sí unas prestaciones cuanto menos equiparables a las que disfrutan los habitantes de cualquiera de nuestras capitales», asegura Morán.

Por eso hablo de los 43 millones que se están invirtiendo en estos momentos, de la mano del Gobierno y de Telefónica, en conectividad, y que situará a los pueblos de León como los mejores conectados de Europa.

Para Morán «no es cierto que no hay acciones concretas para responder al reto demográfico. Les puedo asegurar que cada céntimo del presupuesto de la Diputación va destinado a luchar con decisión contra esta lacra». De hecho habló de un presupuesto que este año moviliza ya más de 304 millones con la incorporación de los remanentes disponibles para invertir «allí donde haga falta».

Morán afirmó que el equipo de gobierno que preside «tiene claro que nuestro principal problema, la despoblación, que tiene que abordarse de manera transversal aplicando la perspectiva de reto demográfico a todas las áreas de la institución» y se refirió también al esfuerzo presupuestario del Gobierno, con una inversión de diez mil millones para luchar contra esta lacra.

Para el presidente, el objetivo sigue siendo revertir las cifras «con savia nueva que devuelva la vida a nuestros pueblos para contribuir a una repoblación sostenible» y habló de una iniciativa que consiste en poner en contacto a municipios con familias y personas interesadas en realizar un cambio de vida al mundo rural.

«Podemos hablar ya de hechos y de primeros resultados en esta lucha»
Comentarios