sábado. 26.11.2022
El juzgado de lo Penal número 1 de León tiene previsto celebrar esta mañana la vista oral contra un miembro del Cuerpo Nacional de Policía de 43 años, acusado de un delito de amenazas penado con un año de cárcel e inhabilitación de 12 meses. Los hechos que se enjuiciarán hoy se remontan al 1 de agosto del año pasado, cuando A. G. S. se personó en la peluquería de su ex mujer, A. M. C. S., al enterarse de que ella había pasado el fin de semana con un varón. Al llegar se encontró a su ex esposa hablando con P. G. A. A., la persona con quien salía, les insultó y les increpó, según la conclusiones provisionales del fiscal. Ella pidió a P. G. A. que la llevara al centro de salud porque se encontraba muy nerviosa, pero su ex marido les siguió durante el trayecto por la calle Alcalde Pineda hasta que cruzó su vehículo delante del Jeep Cherokee de P. G. A. y le obligó a parar, sacando el arma reglamentaria y montándola para disparar, lo que «les generó una situación de pánico», señala el fiscal. Persecución a gran velocidad El conductor logró zafarse de A. G. S. dando marcha atrás, mientras ella avisaba a Comisaría que iban para allí. Llegaron a gran velocidad, perseguidos todavía por el hoy acusado que de nuevo volvió a apuntar a su ex mujer con el arma cuando ésta iba a entrar en las dependencias policiales. El agente de puertas, ayudado por un viandante, pudo detener al supuesto agresor y desarmarle. Una vez en comisaría, A. G. S. sacó inesperadamente un revólver que ocultaba en el calcetín y apuntó a su ex esposa. Un policía pidió refuerzos y llegó otro agente, hermano del acusado, que le desarmó. El arma reglamentaria tenía trece cartuchos y uno en la recámara. El dispositivo de seguridad estaba abierto. El revólver contenía siete cartuchos en el tambor. Los forenses determinaron que A. G. S. estaba en perfecto estado mental, sólo alterado por la reciente separación de su mujer. El fiscal pide una pena de un año.

Un policía es juzgado hoy por amenazar con su arma a su mujer
Comentarios