jueves 21/10/21
Laciana

La Popular retorna a la tradición de antaño

La lechería de Sosas de Laciana ha vuelto a elaborar y comercializar de nuevo su más que exitosa mantequilla producida en la comarca y que en el siglo XX era muy apreciada y degustada en la capital española
Vista exterior de las instalaciones de la lechería La Popular de Sosas de Laciana que cumple cien años. marciano pérez
Vista exterior de las instalaciones de la lechería La Popular de Sosas de Laciana que cumple cien años. MARCIANO PÉREZ

Volver a los inicios, recordar los sabores de antaño y disfrutar de un sabor inconfundible, unas características que, sin duda llegarán a la mente de muchos lacianiegos cuando puedan degustar la nueva mantequilla artesanal La Popular, un producto que fue presentado y puesto a la venta ayer a través de la página www.lecheríalapopular.es y que se encuentra inmerso dentro del proyecto de la lechería hidráulica, bajo el nombre La Popular y su ruta, con motivo de los cien años que cumplió este año el citado inmueble.

Muestra de la mantequilla de La Popular. dlMuestra de la mantequilla de La Popular. DL

La lechería hidráulica se encuentra ubicada en la pedanía lacianiega de Sosas, conocida como La Popular, la cual comenzó a funcionar en el siglo XIX y estuvo en actividad hasta el año 1968, formando una cooperativa en la que los vecinos que entregaban la leche para transformarla en mantequilla, transportándola hasta Villager y de ahí comercializarla en Madrid.

Ruta turística

Los fines de semana se podrá realizar una ruta por Sosas y degustar su mantequilla

Tras su cierre y después de muchos años, la junta vecinal de Sosas llevó a cabo su rehabilitación para recuperar su historia y formar parte de un atractivo turístico, así como organizaron una ruta para conocer el entorno de Sosas y su patrimonio.

Si bien, desde enero de este año se ha licitado este servicio a Angélica Fernández, quién afirmó «queríamos poner en valor ese centenario» y decidimos sacar a la venta esta mantequilla, la cual se podrá comprar a través de la página web y también en algunos puntos de venta en la comarca.

La lechería hidráulica se puede visitar los fines de semana y forma parte de uno de los tesoros del programa «Un paseo por tu provincia» de Diputación Provincial de León.

Interior de la lechería que se puede visitar. dlInterior de la lechería que se puede visitar. DL

El recorrido de esta ruta tiene 14 paradas, cada una de ellas, cuenta una historia, la cual comienza delante de la actual escuela, y termina en la Lechería, y por el camino los visitantes podrán conocer detalles de una casa típica lacianiega, distintas fuentes, el mirador La Curuela o la iglesia de San Andrés, además de algunas otras construcciones típicas de la zona «fácil de realizar, donde podemos observar la casa típica tsacianiega, los diferentes lavaderos, o las tumbas antropomorfas» explicó Angélica Fernández.

En este sentido, Fernández explicó que la ruta ya estaba elaborada por la junta vecinal, y que han llevado a cabo dos modificaciones, como son la degustación de la mantequilla y un calecho entre los participantes al finalizar el recorrido «siguiendo los protocolos de seguridad», matizó la organizadora.

Cien años

La lechería cumple su centenario con la puesta en venta ‘online’ de su mantequilla

Las personas que deseen reservar un día para realizar la ruta podrán hacerlo a través de la pagina web www.lecheríalapopular.es. La lechería se puso en funcionamiento en el año 1920 y estuvo activa hasta 1968. Los vecinos del pueblo iban cargados con sus lecheras, para transformarlo en mantequilla, producto que transportaban hasta Villager para después comercializarla en Madrid en el comercio de la calle Alcalabajo el nombre de Mantequerías Leonesas.

Báscula de la lechería. DLBáscula de la lechería. DL

La familia Sierra-Pambley pionera en este gran proyecto y consciente del exceso de leche que se obtenía de la ganadería local, a través de la raza autóctona, la mantequera leonesa. La leche que provenía de estas reses, rica en grasas, era la ideal para crear una mantequilla única que pronto sería reconocida a nivel europeo.

Para la realización de la mantequilla, se utilizaba como primer instrumento de trabajo la feridera. Después, con el malaser o rodillo se extraía la leche de la grasa a través de la caída del agua a dicho elemento, a continuación esta nueva sustancia se introducía en unos paños para que la mantequilla secara y tuviera consistencia. Una vez que se finalizaba con el proceso se llevaba hasta la mantequería de Villager. Un proceso que ahora los visitantes pueden conocer de primera mano.

La Popular retorna a la tradición de antaño