martes 24/5/22
Vista de archivo de la central térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil. L. DE LA MATA
Vista de archivo de la central térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil. L. DE LA MATA

«No estamos preparados para la Transición Energética», así de contundente se mostró ayer el alcalde de Villablino y presidente de Acom, Mario Rivas, en el transcurso del pleno ordinario que celebró la corporación municipal y en el que el Partido Popular pidió estudiar y solicitar que no se lleve a cabo el desmantelamiento de la central térmica de Cubillos. «Estamos viendo cómo va, el precio del gas y nunca se sabe», aseveró el portavoz popular, Roberto González.

La corporación aceptó dejar este tema sobre la mesa para su debate en el próximo pleno e intentar «mantener las posibilidades de la central de Cubillos por lo menos de manera preventiva, aunque no sé si técnicamente es posible» matizó Rivas. A juicio del regidor, es «importante y avanzar hacia esa transición» pero «los precios de la luz y esas noticias de la central de As Ponte van en contra de los intereses de este municipio», recordando que Laciana producía carbón y lo quemaba en las centrales térmicas cercanas, como la de Cubillos y Anllares. Rivas señaló que siempre ha defendido «la posibilidad de mantener alguno de estos grupos para poder entrar en condiciones a la hora de ser competitivos en el precio de la energía».

La situación generada ayer en el Pleno de Villablino surge de la información referida a que Endesa está comprando carbón de importación para quemarlo en la central térmica de As Pontes, en La Coruña, de cara a posibles necesidades energéticas invernales, según divulgó Europa Press, que cita fuentes sindicales. Según la agencia informativa el acuerdo para la compra del mineral extranjero se cerró el pasado 30 de septiembre. El carbón tiene previsto llegar al puerto exterior de Ferrol, en donde la empresa tiene una terminal de descarga el próximo mes de noviembre.

En este debate, intervino ayer rl vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, quien consideró que volver a quemar carbón en la central térmica de La Robla, que echó el cerrojo el verano pasado, no sería rentable, al contrario que otras centrales como la de As Pontes (La Coruña), por lo que descartó que esta central retome su actividad.

De este modo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno autonómico, el portavoz de la Junta desligó a las centrales térmicas de la Comunidad que aún no han sido desmanteladas de la posible reapertura que Endesa prepara para la planta coruñesa.

Como argumentó Igea, la cercanía al mar hace que quemar carbón extranjero, ya que las minas españolas están cerradas, pueda ser viable para Endesa en As Pontes, no así en otros sitios, como en León.

No obstante, Igea aprovechó esta circunstancia para plantear la reflexión si la transición energética en España se ha hecho de forma «justa» y «acertada», ya que, a su juicio, medidas como el cierre de todas las térmicas en España han propiciado un mercado energético al alza marcado por los precios del gas, que redunda en el precio de la factura de los ciudadanos.

El vicepresidente de la Junta consideró necesario que se «rindan cuentas» por decisiones «equivocadas» como el cierre de la central nuclear de Garoña, que, como señaló, se adoptaron por cuestiones «ideológicas».

«Mucha gente se replantea si el cierre de las nucleares ha sido buena idea en lo que tiene que ver con el cambio climático», ha defendido Igea, tras lo que ha considerado que es el momento de huir del seguidimos ideológico y evaluar el «impacto» de las medidas que se toman.

La posible reapertura de As Pontes para quemar carbón enciende a Laciana