jueves 16.07.2020
La Bañeza

El PP ve «asumibles» las exigencias de Cs para no romper el pacto municipal

carrera afirma que su prioridad es la "estabilidad" de la ciudad "pero no a cualquier precio"
Carrera, en el centro, junto a los concejales de su partido durante la rueda de prensa de ayer. A. R.
Carrera, en el centro, junto a los concejales de su partido durante la rueda de prensa de ayer. A. R.

Tras un fin de semana de silencio, donde la incertidumbre sobre el futuro del consistorio fue la tónica dominante en toda la ciudad, el grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de La Bañeza, con el alcalde, Javier Carrera, a la cabeza, realizó ayer una rueda de prensa para exponer su punto de vista ante la posible ruptura del pacto de gobernabilidad que se está planteando su socio de gobierno, Ciudadanos, —situación que hicieron pública el pasado viernes— al entender los ediles de la formación naranja que no pintaban nada en el equipo de gobierno porque sienten que desde el PP no se les escucha.

 

«Quiero dejar bien claro que desde el PP deseamos por encima de todo el progreso y la evolución de nuestra ciudad, y entendemos que la estabilidad es el camino para alcanzar tal fin, pero no a cualquier precio», señaló Carrera nada más comenzar su comparecencia. «Desde Cs nos han exigido cuatro condiciones para continuar con el actual gobierno municipal y consideramos que exigir e imponer no son puntos de partida en ninguna negociación», indicó Carrera, que se apoyó en el pacto de gobernabilidad firmado para dejar claro que ninguna de las cuatro condiciones exigidas ahora por Cs se incluían en dicho acuerdo.

 

Respecto a la primera y a la segunda de las exigencias, en la que Cs exige la rebaja del 10% del sueldo de alcalde y de los concejales y la disminución de la retribuciones de los partidos, Carrera afirmó que «no está contempladas en nuestro programa, pero consideramos que en pos de la estabilidad del consistorio y por extensión de la ciudad, son medidas completamente asumibles». No obstante, añadió: «Nadie de mi equipo se embarcó en este proyecto por dinero. Sólo nos mueve a todos el profundo amor por nuestra ciudad». Además, apuntó que están dispuestos a suprimir la segunda de las medidas si el resto de los grupos municipales lo estiman oportuno.

 

En la tercera de las exigencias, Cs reclama no ser informado a la vez que la oposición en la evolución de los contratos, «pero nosotros siempre hemos facilitado cualquier información requerida sea cual fuese el asunto»; aunque también se comprometió a fomentar la comunicación de los diferentes asuntos que traten. Asimismo, en cuanto a la última de las exigencias de Cs, la de exigir libertad para dirigir los clubs deportivos de la ciudad, Carrera aclaró que han desempeñado su labor con total libertad, «al igual que cualquiera de mis concejales» y enfatizó que «hay ciertos eventos en la ciudad que debido a su enorme magnitud y complejidad son ejecutados por diferentes concejalías y coordenadas desde la alcaldía».

 

Carrera también quiso resaltar que «hay ciertas personas que quieren tender una trampa en busca de intereses particulares» y añadió que «sabemos qué es trabajar duro y no se nos caen los anillos por ello». De hecho, lamentó que «se quiere vender que el problema de liquidez que hay en el Ayuntamiento se arregla con estas medidas que se nos exigen, pero nosotros queremos decir que esto se arregla trabajando y no con medidas demagógicas». Tras la rueda de prensa, donde no permit ió preguntas de los periodistas, Carrera concluyó: «que nadie diga que por culpa nuestra se rompe el pacto. Nosotros lo hemos dejado claro y le toca a Cs mover fichar».

El PP ve «asumibles» las exigencias de Cs para no romper el pacto municipal