miércoles. 10.08.2022
prada
El pueblo leonés de Prada de la Sierra. DL

El pueblo de Prada de la Sierra, en la zona leonesa de la maragatería, pasará al menos otro año en el "limbo" de la inexistencia oficial en la que lleva desde 1992, tras recurrir el municipio en el que se enclava, Santa Colomba de Somoza, la sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo número 2 de León que obligaba a su reconocimiento.

La sentencia ahora recurrida incluía que dicho pueblo se diera de alta en el Instituto Nacional de Estadística (INE) e hizo "renacer" tras 30 años de litigios a esta localidad, ubicada a lado de la Cruz de Ferro y en la que residen una decena de vecinos.

El Ayuntamiento de Santa Colomba basa su recurso en que Prada de la Sierra no cumple los requisitos para ser un núcleo de población e insiste en que sus habitantes se tienen que ir a vivir a otros pueblos del municipio.

No obstante, vecinos de la localidad consultados por Efe insisten en que, como la localidad constituye un conjunto de al menos diez edificaciones, que están formando calles, plazas y otras vías urbanas, la sentencia establece que se trata de un núcleo de población y no un diseminado.

Sobre la habitabilidad del lugar, el juzgado ha resuelto que "no tiene relevancia a estos efectos sí las casas habitadas cumplen o no con los requisitos urbanísticos para recibir una licencia, o sí urbanísticamente las vías tienen el carácter de vías o son caminos rurales. Lo importante es la realidad física del lugar".

Los vecinos habían exigido al Ayuntamiento asumiera la sentencia y les permitiera vivir sin trabas en una localidad que merece la pena visitar accediendo por una pista desde la Cruz de Ferro.

Han advertido de que este recurso dilatará al menos un año la decisión final sobre si este pueblo "existe o no existe a nivel legal".

Todo ello, precisan, impedirá que el correo postal llegue a la localidad y sus habitantes sigan sin aparecer como tales en el padrón y en el censo electoral para las próximas elecciones de mayo de 2023, una situación que tildan de "kafkiana".

Un jarro de agua fría

Los afectados reconocen que este recurso es un "jarro de agua fría" pero señalan que no se van a rendir tras llevar pleiteando más de 20 años para poder ser empadronados y terminar de reconstruir la localidad.

Denuncian que el alcalde, Jose Miguel Nieto, "quiere enterrar el pueblo a toda costa" y "enfrentar a unos vecinos del municipio con otros".

"El alcalde alega que no tiene medios para dar servicios a Prada de la Sierra pero eso no es cierto", recalcan los vecinos, que recuerdan que hay un parque eólico, además de caza, madera y mucho ganado que genera miles de euros que vienen siendo gestionados por el Ayuntamiento.

Los vecinos consideran toda esta situación "un atentado contrario a la estrategia nacional frente al reto demográfico" y, por ello, han anunciado que pedirán amparo a la Diputación de León para ayudar a sacar a la localidad y sus habitantes del "limbo" en el que se encuentran.

Finalmente, recuerdan que se dio de baja a la localidad en 1992 y que nunca quedó totalmente abandonada, puesto que descendientes del pueblo siguieron volviendo durante el período estival.

A partir de 2000 el pueblo volvió a repoblarse de modo permanente y empezó a recibir nuevos habitantes fijos, celebrando la fiesta de la localidad.

Los vecinos de Prada de la Sierra se han hecho conocidos en la comarca por su belén de espantapájaros e incluso han abierto la Casa del Pueblo con una biblioteca donada por el Instituto Leonés de Cultura (ILC).

Asimismo, han instalado un alumbrado público con placas solares y letreros para identificar los nombres de las 13 calles con las que cuenta. 

Prada de la Sierra. El pueblo leonés pasará otro año en el "limbo" de la inexistencia...