viernes 27/5/22

El presidente de la Junta de Gobierno del Comunidad de Regantes del Páramo Bajo de León y Zamora, Herminio Medina, pidió ayer al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que se ejecuten las obras pendientes que aumenten las reservas de agua, «porque el pantano de Riaño ya se va quedando corto. La vaca lechera ya no da. Nos quieren llevar el agua para Valladolid y Palencia. Primero tenemos que regar León».

Por ello, Medina, requirió al ministro «que las obras que están pendientes como las balsas del Órbigo o Las Cuezas en el Carrión se desarrollen. Porque si cada vez tenemos más años secos, esto será una guerra campal. Sin agua no hay vida».

Respuesta del ministro

Antes estas palabras, el ministro aseguró que no son competencia del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, sino del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico «y tenemos que hablar con él, y esta conversación no quedará aquí. Vamos a ponernos al día en relación con estas actuaciones y con el trabajo. No puedo asegurar nada en sentido positivo ni negativo, pero sí la voluntad, sinceramente, de que todo aquello que esté en nuestra mano para mejorar el regadío y la rentabilidad de las explotaciones agrarias, evidentemente, lo vamos a hacer».

Medina agradeció el talante de Planas, «que sabe escuchar y está siempre al lado de los agricultores», al tiempo que mostró su orgullo por ser una de las mayores comunidades de regantes, con 24.250 hectáreas, todas modernizadas. «Pero nos tienen que garantizar el agua. Aquí se han hecho inversiones muy grandes. La comunidad de regantes está hipotecada en más de 60 millones de euros que tenemos que pagar en muchos años, y los agricultores están también hipotecados. Pero estamos convencidos de que esto es el futuro y vamos a salir adelante».

Igualmente el presidente de los regantes defendió el uso que hacen del agua. «Somos los primeros defensores del medioambiente. Por ejemplo, este año dejamos en el pantano un 30% del agua que teníamos asignada para tener para el año siguiente. Es mentira que derrochemos el agua».

El presidente del Páramo Bajo reclama que se ejecuten las obras que garanticen el agua
Comentarios